Público
Público

La tormenta Alex gana intensidad sobre el Golfo de México

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ciclón Alex volvió a convertirse en una tormenta tropical sobre las aguas del sur del Golfo de México el domingo, dijo el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

La tormenta, con vientos máximos sostenidos de 75 kilómetros por hora (kph), se desplazaba en dirección oeste-noroeste a una velocidad de unos 11 kph, dijo el CNH.

"Se pronostica un fortalecimiento adicional y Alex puede convertirse en huracán durante las próximas 48 horas", dijo el centro, con sede en Miami.

La tormenta, que se había debilitado hasta convertirse en una depresión tropical, provocó mal clima y cielos nublados en el sur de México y llevó al Gobierno mexicano a cerrar dos de sus principales puertos petroleros en el Golfo, Cayo Arcas y Dos Bocas.

que permanecía abierto -, México exporta cerca del 97 por ciento de su producción de petróleo, principalmente hacia el mercado de Estados Unidos.

El monopolio petrolero estatal Pemex mantenía operaciones normales en sus instalaciones en la Sonda de Campeche en el sur del Golfo, pero se mantenía en alerta por la cercanía del ciclón, dijo a Reuters un portavoz de la firma en horas de la tarde.

El responsable agregó que aún no se está evacuando personal de la petrolera en la zona y que el programa de respuesta a emergencias por huracanes estaba siguiendo de cerca la situación.

El sábado, la Guardia Costera de Estados Unidos dijo que Alex no representaba una amenaza inminente a los esfuerzos de limpieza y contención de la firma BP tras el derrame del pozo de crudo Macondo en el Golfo de México.

Sin embargo, Shell Oil dijo el domingo que suspendió su producción en dos plataformas en el Golfo a causa de la tormenta, y BP dijo que evacuó personal en tres plataformas.

MUERTES EN EL SALVADOR

En El Salvador, al sur de la trayectoria de Alex, dos hombres murieron el domingo arrastrados por la corriente de un río que creció por las lluvias causadas por el ciclón, dijeron autoridades de protección civil.

La tormenta provocó fuertes lluvias sobre el balneario mexicano de Cancún, en el norte de la península, que es un importante centro vacacional para turistas estadounidenses y europeos, y los fuertes vientos arrancaron pequeños árboles pero no provocaron alteraciones en las actividades normales.

En Campeche, una ciudad portuaria en la península sobre el Golfo, el clima estaba nublado y protección civil dijo que preparaba planes de evacuación en caso de inundaciones.

La tormenta puede acumular lluvias de entre 100 y 200 milímetros en el sur de México y el norte de Guatemala. Algunas zonas podrían sufrir hasta 380 milímetros de precipitaciones, lo que puede generar inundaciones y deslaves.

La temporada de huracanes del Atlántico se extiende entre el 1 de junio y el 30 de noviembre y meteorólogos pronostican que este año será muy activo.

Los huracanes que se forman con las aguas cálidas del mar y las temperaturas tropicales de la superficie del Atlántico son más altas que lo usual este año.