Público
Público

La tormenta "Hanna" roza la isla de La Española y causa sus primeras once víctimas en Haití

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La tormenta tropical "Hanna" rozó hoy la isla de La Española y causó sus primeras víctimas en Haití, donde once personas murieron en las inundaciones registradas por el fenómeno meteorológico, que también causó daños en la República Dominicana.

"Hanna", que amenaza con convertirse en huracán por segunda vez, se dirigía hacia el noroeste cuando, según los meteorólogos, se desvió algo hacia el sur y comenzó a descargar intensos aguaceros sobre La Española.

Las ráfagas de viento y los chubascos azotan desde anoche esa zona de la isla, donde Haití se llevó la peor parte cuando todavía trataba de iniciar su recuperación una semana después del paso del huracán "Gustav", que dejó 76 muertos.

Del total de las víctimas de hoy, diez fallecieron en la ciudad costera de Gonaives (norte), que quedó completamente inundada, y otra más por el derrumbe de una casa en la zona oeste, explicó en una rueda de prensa la directora de Protección Civil, Alta Jean Baptiste.

Según las autoridades locales, Gonaives parece la región más afectada en el norte haitiano, aunque varios puntos del país sufrieron los efectos de "Hanna", que ayer se convirtió en el cuarto huracán de la temporada y hoy recuperó el estatus de tormenta tropical, aunque podría transformarse de nuevo en huracán en cuestión de horas.

Varios de los muertos de Gonaives se registraron en el barrio de Trou Sable, donde las casas son muy frágiles, según testimonios de lugareños a la prensa local.

Ha sido imposible llevar los muertos al depósito de cadáveres debido a que el nivel de las aguas llega a los tres metros en algunos barrios, según otros testimonios.

Según las fuentes, en esta localidad falta comida y agua, ya que los mercados y los almacenes se encuentran inundados y la comunicación es difícil debido a que no hay electricidad y los habitantes no pueden recargar sus teléfonos.

Además, la carretera nacional 1 está cortada, por lo que Gonaives está aislado de la capital, Puerto Príncipe, mientras que el resto del departamento de Artibonito, del que es capital esta ciudad, "está bajo las aguas", indicó Jean Baptiste.

Por efecto de la tormenta, el viento arrancó el techo de muchas casas en las montañas de Fond Verettes (oeste).

En la República Dominicana, diez provincias y la capital del país, Santo Domingo, se encuentran en situación de alerta roja.

Una de las provincias más afectadas es la de Montecristi (noroeste), donde cuatrocientas familias que residen en el área de influencia de la presa de Maguaca fueron evacuadas por las intensas lluvias.

El gobernador de la provincia de Montecristi, Alejandro Toribio, dijo a la prensa que los desalojados fueron llevados a iglesias, centros comunales, escuelas y otros fueron alojados en casas de familiares y amigos.

Otras treinta y seis familias fueron desalojadas anoche en la comunidad de Restauración, en Dajabón, también en el noroeste, ante los fuertes vientos que se registraban en la zona, aunque posteriormente pudieron regresar a sus casas.

El Centro de Operaciones de Emergencia (COE) declaró la situación de alerta amarilla para seis provincias y la verde para otras ocho e informó de que está realizando evacuaciones preventivas en las provincias bajo alerta.

Entre las zonas de mayor riesgo está Santiago, la segunda ciudad del país, donde se cuentan 52 puntos vulnerables en las orillas del río Yaque del Norte, zona en la que habitan decenas de personas, al igual que en una veintena de asentamientos junto a este río a su paso por la provincia de Montecristi.

El subdirector de la Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET) dominicana, Miguel Campusano, consideró que la tormenta describió un "movimiento errático" y lo atribuyó a su interacción con "Gustav", un destructivo huracán ahora convertido en depresión tropical.

"Es muy probable que esa situación obedezca a que la depresión tropical 'Gustav', ya muy debilitada tras su paso por Luisiana, está interactuando con 'Hanna'", señaló el meteorólogo, quien pronosticó que la tormenta recobrará por completo la dirección oeste-noroeste "cuando definitivamente se independice de 'Gustav' por el debilitamiento de éste".