Público
Público

La tormenta tropical "Fay" se niega a debilitarse en su avance por Florida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La tormenta tropical "Fay", que sigue descargando fuertes lluvias en el interior de Florida, se niega a debilitarse en su camino a la costa este, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

"Fay", que tocó tierra hoy en Cabo Romano, en la costa suroeste de Florida, avanza por el interior del estado con vientos máximos sostenidos de 105 kilómetros por hora, diez más de los registrados en el último boletín del CNH.

El sistema abandonó el lunes Cuba con vientos máximos sostenidos de unos 95 kilómetros por hora, enfiló hacia Florida y todo hacía presagiar que se transformaría en un huracán de categoría uno en la escala de intensidad Saffir-Simpson, de un máximo de cinco, antes de llegar a la costa suroeste del estado.

Sin embargo, "los vientos presentes en los niveles altos de la atmósfera impidieron que la tormenta tropical se intensificara", explicó hoy a Efe Karina Castillo, meteoróloga del CNH, con sede en Miami.

A las 19.00 GMT de hoy, el ojo de "Fay" se hallaba cerca de la latitud 27,1 grados norte y de la longitud 81,1 grados oeste, unos 30 kilómetros al oeste-suroeste de Okeechobee.

El sistema se desplaza hacia el norte-nordeste a unos 13 kilómetros por hora y se espera un giro gradual hacia el norte, por lo que "Fay" abandonará Florida por la costa este e ingresará mañana en aguas del Atlántico, según los expertos.

De acuerdo con un probable patrón de trayectoria elaborado por el CNH para los próximos tres días, el sistema volvería a penetrar en Florida, en esta ocasión por la costa noreste del estado.

Los expertos advirtieron a la población de que hoy podrían formarse tornados aislados en la parte este de Florida.

Cerca de 58.000 viviendas situadas al sur de Florida permanecen sin fluido eléctrico, aunque esta cantidad podría incrementarse, ya que la tormenta está atravesando el territorio y afectará también a otros condados, dijo Maycol Villafaña, portavoz de la compañía de electricidad Florida Power & Light (FPL).

Villafaña señaló que el condado de Collier, por donde entró la tormenta, es el que resultó más afectado, con 28.000 clientes sin electricidad.

"No ha sido como en la temporada de huracanes 2004 y 2005 y los daños causados por 'Fay' han sido mucho menos graves", precisó Villafaña, de FPL, la mayor empresa de energía de Florida, que atiende a 35 condados.

Un aviso de tormenta (paso del sistema en 24 horas) permanece en vigor a lo largo de la costa este de Florida, desde el norte de Ocean Reef hasta Flagler Beach, incluido el lago Okeechobee.

Permanece activada una vigilancia de tormenta (paso del sistema en 36 horas) para la costa noreste del estado, desde Flagler Beach hasta Fernandina Beach.

Hasta el momento no ha habido en Florida víctimas mortales que lamentar, aunque se ha registrado en Naples, en la costa suroeste, acumulación de escombros y de árboles tronchados en las calles, a causa de las intensas lluvias sufridas.

El sistema, que cruzó el lunes los cayos de Florida sin causar ningún daño de consideración, tocó tierra esta madrugada en el mismo lugar donde el huracán "Wilma", de categoría tres, lo hizo en 2005: en Cabo Romano, al sur de la ciudad de Naples, en la costa suroeste del estado.

La nota trágica se registró en las islas caribeñas de Haití, Santo Domingo y Jamaica, donde "Fay" causó 14 muertes a su paso.

En Haití, los datos oficiales, que mencionan siete muertos, no incluyen los 40 desaparecidos al ser arrastrado un autobús que trataba de cruzar el río Glace, en la región de Beaumont (suroeste).

"Fay", que cruzó Cuba de sur a norte en la madrugada de ayer, no dejó, sin embargo, víctimas ni destrozos mayores.

El gobernador de Florida, Charlie Crist, había declarado el sábado pasado el estado de emergencia ante la posibilidad de que el sistema se fortaleciese y se convirtiera en huracán antes de llegar a la costa estadounidense.

Crist indicó que contaba con 9.000 integrantes de la Guardia Nacional disponibles ante la inminente llegada de "Fay", así como con 20 camiones cargados de lonas impermeables, 200 con agua embotellada y otros 53 que transportaban alimentos para su distribución en caso necesario.