Público
Público

Touriño dimite como líder de los socialistas gallegos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El hasta ahora líder de los socialistas gallegos, Emilio Pérez Touriño, anunció el lunes su dimisión como secretario general del PSdG tras las elecciones autonómicas que dieron el domingo la mayoría absoluta al Partido Popular y le impidieron reeditar su coalición con el BNG al frente de la Xunta.

"Vengo de presentar a la comisión ejecutiva del partido mi renuncia definitiva a seguir liderando la responsabilidad de secretario general del Partido Socialista de Galicia", declaró en tono serio en una comparecencia ante la prensa en Santiago de Compostela en la que asumió personalmente la derrota de su partido.

"Debe abrirse una nueva etapa", añadió el presidente en funciones de la Xunta de Galicia, enviando en cualquier caso un mensaje de "serenidad esperanzada" para todos los votantes del PSdG para evitar su "sensación de abandono".

uno más de los necesarios para obtener la mayoría absoluta -, mientras que el PSdeG consiguió 24 escaños, y el Bloque Nacionalista Galego, 12 diputados.

En los comicios de 2005, el PP se quedó a un escaño de la mayoría absoluta tras permanecer 16 años al frente de la Xunta de Galicia con el veterano Manuel Fraga al frente, lo que permitió la llegada al poder de la coalición entre el PSdeG, que sumó entonces 25 diputados, y del BNG de Anxo Quintana, que alcanzó 13.

El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, habló de un "voto crítico" de los gallegos a la etapa representada por el Gobierno bipartito y reivindicó el trabajo y "honestidad política y personal" de Touriño.

"Es evidente que se han cometido errores, y que por lo tanto debe ser reconocidos, analizados y asumidos", declaró en Madrid al término de la reunión de la ejecutiva del PSOE, añadiendo que la nueva etapa debe llevar a poner en pie un nuevo proyecto político que logre una nueva victoria electoral.

SATISFACCIÓN DEL PP

El tono serio de Touriño contrastó con la satisfacción de Núñez Feijóo y del presidente del PP, Mariano Rajoy, que comparecieron ante la prensa en Santiago tras celebrarse allí la reunión del comité de dirección del partido.

El próximo presidente de la Xunta, que anunció que el nuevo gobierno contará con menos consejerías y un 40 por ciento menos de altos cargos, de acuerdo con su compromiso electoral de austeridad, subrayó los buenos resultados logrados en las cuatro provincias que le permitirán liderar un "proyecto único, de un partido, de un Gobierno, de un presidente".

Por su parte, Rajoy se mostró visiblemente satisfecho por unos resultados que suponen un espaldarazo para su figura al frente del PP, tras verse cuestionado su liderazgo al frente de la formación conservadora por los enfrentamientos internos y el destape de presuntos casos de corrupción de altos cargos.

"Este es un extraordinario triunfo para el PP de Galicia pero también esto es muy importante para el PP de toda España", afirmó, recordando que la primera vez que Alianza Popular ganó unas elecciones fue en Galicia en 1981.

Rajoy, que se remontó a los días en los que pegaba carteles "con cola y brocha" por la noche mientras estudiaba oposiciones en un pueblo de Galicia, subrayó el "mérito" de ganar unas elecciones desde la oposición y viviendo "una situación compleja".

"Ha sido una victoria hermosa, y yo, que ya he vivido algunas campañas electorales a lo largo de mi vida, tengo que decir que es la campaña más bonita en la que nunca he participado", afirmó entre aplausos.