Público
Público

Toxo advierte a Trabajo: "La gente no está en el paro por gusto"

El secretario general de CC.OO considera que obligar a los desempleados a aceptar cualquier puesto de trabajo sólo maquilla las estadísticas del paro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La cuerda sigue tirante entre los sindicatos y el ministerio de Trabajo a tenor de las últimas declaraciones del secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, crítico con el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, a quien pide que 'no criminalice a los parados' para justificar la adopción de nuevas medidas de recorte social.

'La gente no está en el paro por gusto', le recordó Toxo a Corbacho. El líder sindical también censura la nueva medida de rebajar de 100 a 30 días el periodo permitido a los desempleados para rechazar ofertas de formación.

Toxo, en declaraciones a la cadena SER, denunció que el Gobierno se está reservando esta medida para incluirla en un reglamento 'que aprobará con mayor discrecionalidad en alguna reunión del Consejo de Ministros'. 'No se ha atrevido a llevarlo al texto literal de la ley', añadió.

En este sentido, Toxo subraya que el Ejecutivo es 'incapaz de corregir los efectos de la crisis', de manera que la destrucción de empleo en España ha sido 'mucho más acelerada' que en otros países europeos.

Toxo advierte que las medidas de Trabajo están aumentando la precariedad laboral

En este contexto, lamentó Toxo, 'los servicios públicos de empleo han jugado un papel mínimo' y ahora, dijo, el Gobierno quiere 'buscar atajos' abriendo a la iniciativa privada la intermediación laboral mientras por otro lado culpa a los parados de la situación.

'La gente debe hacer esfuerzos para buscar empleo, pero me preocupa el sustrato del argumento que se utiliza para llegar a esa conclusión del Gobierno, porque los parados no lo son por voluntad propia, se ven expulsados del mercado del trabajo', apuntó.

Toxo afirmó que obligar a los parados a aceptar cualquier puesto de trabajo es 'apostar por la precariedad', y dejó caer que también podría ser un modo de maquillar las estadísticas del paro, que a partir de septiembre volverá a repuntar.

El líder de CC.OO. acusó además al Ejecutivo de 'ningunear al Parlamento' al haber modificado los requisitos para acceder a la ayuda de 426 euros (se han quedado fuera los parados de entre 30 y 45 años sin cargas familiares) en lugar de limitarse a prorrogarlas, y criticó que ahora quiera justificarse 'con mil argumentos' cuando sería 'mucho más limpio decir que no hay recursos que engañar a la opinión pública'.

Apuesta por recuperar el Impuesto de Patrimonio

Pero Toxo cree que hay formas de obtener recursos y que parte de la solución al recorte del gasto se halla en los impuestos, pese a lo que diga la ministra de Economía, Elena Salgado. 'Si no se puede o no se quiere ir por lo que sea a una profunda reforma fiscal, al menos que se recupere el Impuesto de Patrimonio, el de Sucesiones y el de Sociedades'.

'Tenemos que corregir el déficit. Es un lastre, una hipoteca', señaló Toxo, para quien la combinación de la recuperación del Impuesto de Patrimonio, del Impuesto de Sucesiones y de la antigua tasa del Impuesto de Sociedades permitiría al país contar con los mismos recursos que ha aportado el 'profundo ajuste que ha puesto en marcha el Gobierno y que va a retrasar el crecimiento de la economía'.

Además, criticó que, en este contexto, el Gobierno haya vuelto a la ofensiva con el sistema de pensiones recuperando la idea del retraso de la edad de jubilación. 'Con las desgracias para el año 2030 pretenden meterle un tajo serio al sistema', denunció el sindicalista, tras referirse también a la recuperación de los 500 millones de euros para inversiones en infraestructuras y aventurar que el reparto del dinero tendrá 'tintes electorales'.

Finalmente, preguntado por la huelga general del 29 de septiembre, Toxo aseguró que la 'indignación' ha ido creciendo entre los trabajdores gracias a un gran propagandista: Celestino Corbacho, que cada vez da más razones para ir a la huelga. A su parecer, el 'éxito' del paro convocado para el día 29 irá acompañado del 'fracaso' del Gobierno, aunque el objetivo de la huelga no es conseguir un cambio político. 'Eso lo deciden los ciudadanos', añadió.