Público
Público

Toxo, Méndez y Rosell se reúnen de nuevo para desatascar la reforma laboral

La recuperación de viejas reinvidicaciones de la patronal dan escaso margen para llegar a un acuerdo antes del viernes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, y los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, se reúnen a última hora de la mañana para intentar desatascar las negociaciones sobre la reforma laboral.

Según han informado a Efe fuentes cercanas a la negociación, la patronal y los sindicatos siguen sin alcanzar un acuerdo, a pesar de que ayer Toxo, Méndez y Rosell se pusieron al frente de las negociaciones para impulsar el pacto.

De la reunión de hoy se espera un 'documento-resumen' con las reivindicaciones de cada parte para entregárselo a la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, antes del Consejo de Ministros del viernes, que es cuando acaba el plazo dado por el Gobierno a los agentes sociales para que presenten sus propuestas a la reforma laboral, según las fuentes.

Sin embargo, todo indica que el pacto sólo sería posible en las materias menos conflictivas, en las que los agentes sociales llevan ya tiempo trabajando. Es el caso de las mutuas y el absentismo laboral, la solución extrajudicial de conflictos, la formación y el traslado de varios festivos a lunes. Esta última medida fue la última en llegar a la mesa de negociación, de mano de la CEOE. Los asuntos más espinosos, como la contratación y lo relativo a salarios y convenios, quedaría, una vez más, en manos del Gobierno.

El primer trimestre del año es la fecha en la que el Gobierno presentará su proyecto de ley de dicha reforma. La intención del Ejecutivo es contar con las propuestas conjuntas de patronal y sindicatos, pero ya ha avisado de que legislará unilateralmente si esto no es posible.

Como ha sucedido en otras ocasiones en los últimos años, la patronal ha vuelto a poner sobre la mesa sus propuestas más maximalistas en el último momento. Fue el caso de las negociaciones entre los sindicatos y la CEOE liderada por Gerardo Díaz Ferrán. También en la ya presidida por Juan Rosell, cuando sindicatos y patronal trataron de pactar, por ejemplo, la reforma de la negociación colectiva.

De hecho, Cándido Méndez acusó ayer a la CEOE de 'enrocarse' en posiciones que entorpecen el acuerdo. Según Méndez, la negociación ha sufrido 'una especie de vaivén' después de que la patronal haya sacado a relucir de nuevo una serie de reivindicaciones 'que no son convenientes en este momento'.

La semana pasada, la CEOE volvió a la carga con algunas de sus viejas peticiones, como un contrato con un despido más barato de 20 días por año trabajado (frente a los 45 y 33 de los contratos indefinidos actuales) y congelación salarial para los próximos dos años. Hasta ese momento, la patronal se había limitado a hablar de crecimiento 'extremadamente moderado' de los sueldos, pero no de congelación, algo inaceptable para los sindicatos.

'Medidas como el abaratamiento del despido, la descausalización del mismo y la congelación salarial a machamartillo no beneficiarán en la lucha contra la crisis, sino que la perjudicarían', subrayó el secretario general de UGT.