Público
Público

Toxo niega que la negociación de la reforma laboral sea "un paripé"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, negó hoy que el proceso de negociación de la reforma del mercado de trabajo haya derivado en un "paripé", al ser preguntado por las informaciones que apuntan a que los agentes sociales seguirán en la mesa para dar tiempo al Gobierno a concluir su decreto.

"No creo que estemos haciendo ningún paripé. Más bien, dedicándole muchas horas a la negociación, que es muy seria e importante", dijo el líder de Comisiones Obreras en Bruselas, antes de asistir a la reunión del Comité Ejecutivo de la Confederación Europea de Sindicatos (CES), para discutir la evolución del empleo en el contexto de la actual crisis del euro.

El líder sindical aseguró que "la negociación está abierta" y que los representantes de los trabajadores tienen "voluntad de llegar a acuerdos, a pesar de las dificultades", aunque este asunto no sólo depende de los sindicatos, "sino también de las otras partes".

Por este motivo, Toxo no habló de plazos concretos y dijo desconocer si el Gobierno ha dado una fecha tope a los agentes sociales, después de que ayer expirara el anterior plazo dado para llegar a acuerdos.

"Nosotros estamos trabajando con una perspectiva temporal corta porque nos parece urgente producir cosas que el país necesita", aseguró Toxo, quien insistió en que la reforma laboral no va a generar "ni un solo" empleo, pues este papel corresponde a la actividad económica, que debe ser dinamizada por "la actividad pública y el consumo privado, así como la inversión privada".

"Hay mucha gente muy interesada en desviar la atención hacia el mercado laboral, cuando el mercado laboral puede ser en todo caso de acompañamiento, no de solución a los problemas que ha de solucionar el crecimiento de la economía", dijo.

Toxo aseguró que "en ese terreno, no hay buenas noticias", pues el plan de medidas de ajuste adicionales aprobado recientemente por el Gobierno va a colocar a España "en una mala disposición para la generación de empleo".

Por su parte, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, que también asistió a la reunión en Bruselas, insistió en que los sindicatos van a agotar los plazos dados por el Gobierno "sea cual sea el calendario".

"Nosotros tenemos la voluntad de llegar a un acuerdo que debe ser equilibrado y que a mi juicio en este momento tendría mucha importancia porque inyectaría confianza a la sociedad española", aseveró Méndez.

Méndez coincidió con Toxo en que "un acuerdo sobre la reforma laboral no va a ser el punto de apoyo para combatir el desempleo", pero consideró que podría contribuir a "inyectar confianza en la sociedad española", que "con su esfuerzo que va a hacer posible que avancemos hacia la recuperación".

Preguntado por la intención no confirmada del Gobierno de generalizar el contrato con despido más barato (33 días por año trabajado frente a los 45 ordinarios), Méndez dijo que "la pretensión de abaratar el empleo "genera un problema prácticamente insalvable" para llegar a acuerdos con los sindicatos.

También recordó que "el problema del despido es muy serio, pero hay otros elementos" que dificultan las conversaciones con el Gobierno y la patronal, por lo que hay que valorar el "contenido global".

Por último, Méndez, lanzó: "Si alguien piensa que la reforma laboral tiene que ser el sustituto de un proceso para devaluar la moneda, porque devaluar la moneda es imposible ya que estamos en el euro, ahí no vamos a estar, eso para que quede muy claro.