Público
Público

Toxo: "El nuevo paradigma no es el emprendimiento, sigue siendo el trabajo asalariado"

El recién reelegido secretario general de CCOO se dirige directamente a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, que asistía a la clausura del X Congreso Confederal del sindicato y fue recibida con abucheos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ignacio Fernández Toxo ha sido proclamado este sábado secretario general de Comisiones Obreras por segunda vez consecutiva en un acto en el que no ha querido dejar pasar la ocasión para mandarle un recado a la ministra de Empleo, Fátima Báñez. “El nuevo paradigma no es el emprendimiento, sigue siendo el trabajo asalariado', dijo mirándole a la cara entre los aplausos de los 750 delegados que asistían desde el jueves al X Congreso Confederal del sindicato. El líder sindical censuraba de esta manera el tan cacareado plan de emprendimiento juvenil aprobado ayer por el Consejo de Ministros y que propone, entre otras cosas, una serie de rebajas fiscales a los menores de 30 años que se den de alta en el régimen de trabajadores autónomos o decidan montar su propia empresa.

Las razones para desmonar esta teoría las fue exponiendo Toxo en un discurso mucho más fluido y reivindicativo que los de los días anteriores. Pero quizá la de mayor peso sea que por muchos autónomos que dé de alta el Ejecutivo que dirige Mariano Rajoy, si no da un volantazo a sus políticas de austeridad y a su obsesión por reducir el déficit público, no habrá ni trabajo, ni crecimiento, sólo quedarán ruinas. “Aunque se cuadre a martillazos el déficit para que sea el 6,7%, el paro seguirá creciendo por la caída de la actividad económica. La UE sigue diciendo que las cosas funcionan y que con la austeridad saldremos de la crisis. Claro, ahora ya no hablan de finales de 2013 sino de inicios de 2014. Espero que no empiecen a hablar después de finales de 2014 o de 2015', dijo.

Su intervención tuvo mucho de crítica al Gobierno y a los partidos a quienes urgió, como prioridad absoluta, 'a resolver la crisis política e institucional para encarar con éxito la crisis económica y sus efectos”. Toxo enumeró como medidas urgentes una reforma fiscal que aumente los ingresos del Estado, una lucha contra el fraude efectiva donde 'no caben las amnistías' y más 'rigor con el cumplimiento de las normas y que se exiga ese cumplimiento'. 'No tenemos una normativa fiscal alejada de la inmensa mayoría de los países europeos -dijo- lo que hay es laxitud en el cumplimiento, lo que se desincentiva con determinadas decisiones'.

Báñez, que había aceptado la invitación pese a que ayer ya sonaban tambores de guerra en el sindicato por la introducción de la norma que permitirá a las Empresas de Trabajo Temporal administrar contratos para prácticas y formación -algo de lo que nunca habló con los sindicatos a la hora de elaborar el plan de empleo juvenil- escuchaba con una sonrisa nerviosa al lado del líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el de Izquierda Unida, Cayo Lara.

Al inicio del acto había sido abucheada por los delegados que después, tras ser presentada por el presidente de la mesa y secretario de Organización saliente, Antonio del Campo, le dedicaron tres aplausos. Del Campo había tratado todo el Congreso de que los convocados mantuvieran la compostura pese a la situación y haber tenido que ver muy de cerca, no ya a la ministra, sino a Juan Rosell, el presidente de la patronal.

Seis aplausos se debió llevar Rubalcaba, cuya presencia estuvo en el aire hasta última hora. La ovación, que también la hubo, se la llevó Lara, sindicalista en otros tiempos, y cuyo discurso es el más cercano al de Toxo. Por ejemplo, en el hincapié que hacen ambos en que además de tratar de invertir el austericidio en casa, hay que reformar la Unión Europea, porque es de allí de donde vienen las órdenes. 'Es necesario un plan de choque y solidaridad europeo que puede estar financiado con una tasa a los bancos, un impuesto a las transacciones, con euroobligaciones, con el Banco Europeo de Inversiones jugando con un papel de dinamizador de la economía', reclamó.

Eso sí, para Toxo, los cambios no llegarán sin unidad. Por eso opina que 'los gobiernos tienen que ir pertrechados con una sola voz a imponer un cambio de rumbo' y empezar dando marcha atrás al reducido presupuesto de la UE. 'Condena a Europa a una decada de austeridad y retroceso y en España no saldremos de la situación que genera esta altísima tasa de desempleo en ese periodo de tiempo'.

Es decir, que todo está interconectado, como se encargó de recalcar Rajoy en el debate del estado de la nación cuando dio a entender a los grupos parlamentarios que acababa de descubrir lo importante que es Bruselas para la política interna de los Estados.

En lo que difieren radicalmente Lara y Toxo es que este último no quiere ni oír hablar de declarar la deuda ilegítima, es decir, que al no haberla generado los ciudadanos, lo público, no se paga. El líder de CCOO es partidario de devolver el dinero, pero sin una ayuda por parte del BCE en forma de financiación y una ampliación de los plazos lo ve oscuro.

'Nos tienen que facilitar un precio de acceso a los mercados de deuda que no sangre a la economía española como lo hace [...] Grecia no puede salir de la crisis por sí sola teniendo que pagar el equivalente al 16% de su PIB sólo en intereses de la deuda. España no puede pagar 7,5 puntos de PIB entre desempleo y financiación de la deuda. No hay economía que lo resista. Claro que hay que reducir la deuda, pero tiene que ser compatibilizándolo con el estímulo de la economía y la generación de empleo. La UE tiene que darnos tiempo', sentenció.

En resumen, que 'sólo desatando el nudo de la financiación, de más recursos fiscales, créditos a las empresas y precio adecuado para la financiación de los mercados, la economía española tendrá la oportunidad de remontar sin caer en una dinámica que lleve al crecimiento del desempleo y al desmantelamiento de las bases del Estado social, echando por tierra 35 años de desarrollo y modernización'. Esto, 'no se puede ir por la gatera de la crisis o por los intereses de quienes quieren configurar otro modelo social'.

En este punto llegó otro mensaje a Báñez. 'Sólo así, señora ministra, podremos hablar de modelos de empleo'. Modelo que para Toxo pasa por 'meter en un marco el estatuto de los trabajadores' y centrarse en la negociación colectiva. 'Por su puesto que necesitamos mejorar precio y calidad de los productos. Para ello, la negociación colectiva es la herramienta'. Y la reforma laboral el objetivo a abatir. 'No vamos a parar hasta revertirla', dijo.

'La sanidad, la educación, la ayuda a la dependencia, los servicios públicos, los servicios sociales, no son un lastre sino una ventaja' También habló de modelo social, de que la 'sanidad, la educación, la ayuda a la dependencia, los servicios públicos, los servicios sociales, no son un lastre sino una ventaja'. 'Y si no, miremos al norte, que resiste mejor los efectos de la crisis con un modelo social más desarrollado y una política fiscal mucho más poderosa'.

'Tener un trabajo hoy no significa no ser pobre [...] Miles de personas viven por debajo del umbral de la pobreza… y todavía quieren traer aquí los minijobs'. Dardo a la CEOE. Y vuelta a la política y a la autocrítica que ha caracterizado el Congreso. 'España necesita reconectar a la ciudadanía con la política, pero la política tiene que atreverse a dar pasos fundamentales: falta liderazgo político sí. Y si es preciso, cambiar la constitución'.

'Los dos partidos mayoritarios la cambiaron de forma exprés hace no mucho tiempo. No puede ser ningún tabú. Si lo creemos así cercenamos las posibilidades de enfrentar una fase tan delicada que deriva en la perdisa creciente de crédito de las instituciones llamadas a vertebrar a la sociedad, nosotros incluídos', dijo, antes de reclamar mayor 'transparencia, no streep tease. Nosotros, los primeros'.