Público
Público

Toyota redujo su beneficio neto el 28,1 por ciento entre abril y junio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El gigante japonés Toyota Motor anunció hoy que entre abril y junio de este año redujo su beneficio neto el 28,1 por ciento hasta 353.600 millones de yenes (3.225 millones de dólares) y lo achacó a la apreciación del yen frente al dólar y a la inestabilidad del clima de negocios en el sector del motor.

Toyota registró además una caída del 38,9 por ciento de su beneficio por operaciones hasta los 412.500 millones de yenes (3.767 millones de dólares).

"Los resultados financieros para este trimestre han sido duros, debido al clima de negocios de cambios rápidos que incluye la fluctuación de las tasas de cambio de divisas (...) y el aumento del coste de las materias primas", dijo el vicepresidente de Toyota, Mitsuo Kinoshita, en un comunicado.

Toyota vendió durante el primer trimestre del año fiscal 2008, que finaliza en marzo de 2009, un total de 2,19 millones de vehículos en todo el mundo, un aumento de 24.000 unidades con respecto al mismo período del año anterior.

Sin embargo, el primer fabricante de vehículos de Japón, registró unos ingresos netos de 6,22 billones de yenes (56.806 millones de dólares) entre abril y junio, una caída interanual del 4,7 por ciento.

El gigante del motor aumentó sus ventas en Japón y el resto de mercados asiáticos, pero las redujo en Norteamérica y Europa en 33.000 y 32.000 unidades, respectivamente.

Para el actual ejercicio fiscal, Toyota mantuvo sus previsiones de beneficio neto, establecidas el pasado mayo, según las cuales espera ganar 1,25 billones de yenes (11.416 millones de dólares), un 27,2 por ciento menos que durante el año fiscal 2007.

Toyota mantuvo además sus previsiones de beneficio por operaciones para el año fiscal 2008, que ascienden a 1,6 billones de yenes (14.613 millones de dólares), un 29,5 por ciento menos que el año anterior.

El fabricante mantuvo también sus pronósticos de ventas para el año fiscal, que rondan los 25 billones de yenes (228.341 millones de dólares), un 4,9 por ciento menos que en 2007.