Publicado: 12.12.2013 16:14 |Actualizado: 12.12.2013 16:14

Los trabajadores de alumbrado público de Madrid inician la huelga indefinida

En los próximos días se irán adhiriendo al paro los empleados de mantenimiento de fuentes ornamentales, semáforos y M-30 para exigir el mantenimiento de sus puestos de trabajo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los trabajadores del alumbrado público de Madrid han comenzado la huelga indefinida que anunciaron para arrancar un compromiso a las empresas concesionarias que garantice el mantenimiento de sus puestos de trabajo y las condiciones laborales. Algo que corre peligro, según denuncian los sindicatos, con la entrada en vigor del nuevo contrato municipal a partir de 2014. Según informaron a Público fuentes de CCOO, esta noche comenzará la de los empleados de fuentes ornamentales y en los próximos días se unirán los de semáforos y M-30. En total, unos 720 trabajadores están llamados a secundar esta segunda huelga de empleados de los servicios públicos del Ayuntamiento de Madrid.

Pese a que la huelga  fue aplazada en dos ocasiones y quedó en punto muerto tras conocerse las ofertas de las empresas que concurren a la subasta pública, el paro convocado por el comité de huelga de la UTE Luz Madrid, actual concesionaria hasta enero, arrancó la medianoche del jueves con un seguimiento del 100%, según confirmaron a Público fuentes sindicales. Desde CCOO informan de que la actual adjudicataria ha impuesto, tras no llegarse a acuerdo, unos servicios mínimos de cinco trabajadores por turno, algo que será denunciado por el Comité de Empresa. El paro afecta a cualquier avería que surja en el alumbrado de las calles y señales luminosas de Madrid.

Esta huelga llega, paradójicamente, después de que este jueves las empresas que componen Luz Madrid se reunieran con los sindicatos y firmaran un acuerdo por el que se mantendrían todos los actuales puestos de trabajo, aseguran fuentes sindicales. Algo que sólo sería posible si la UTE resulta adjudicataria de al menos dos de los tres lotes en los que se divide el contrato, apuntaron las mismas fuentes.

Esta concesión es aún una incógnita ya que el proceso aún no ha finalizado. Las ofertas que resultaron más ventajosas en esta primera fase de adjudicación fueron las de la UTE formada por Acisa y Aceinsa para los lotes 1 y 2 [centro y oeste de la ciudad incluyendo el nudo de la M-30] y la de la UTE formada por Ferrovial, FCC e Indra para el lote 3.

La rebaja que estas empresas hicieron rebajan el presupuesto unos 40 millones de euros- ya que para el Consistorio de Botella prima el aspecto económico. Esta partida ya había sido reducida una 10% por el Ayuntamiento y actualmente supera los 780 millones. Acisa y Aceinsa bajaron un 5,1% y un 8,1% los precios de los lotes 1 y 2 respectivamente, unos 34 millones según confirmó a Público Juan Sánchez, presidente de Aceinsa. La rebaja de la UTE de Ferrovial, FCC y Indra fue del 1,8%, casi cinco millones.

Fuentes sindicales han asegurado a Público que Luz Madrid va a impugnar las ofertas de los dos primeros lotes al entender que no reúnen los requisitos de los pliegos de condiciones del contrato. También aseguran que los trabajadores son partidarios de que el servicio sea gestionado por la actual UTE, con la que ya han conseguido el acuerdo que mantendría los empleos. Desde UGT han expresado sus dudas en cuanto a las garantías de Acisa para la prestación del servicio, ya que actualmente está inmersa en un ERE y tuvo problemas con los trabajadores en una concesión municipal del Ayuntamiento de Granada.

Por otra parte, los representantes de los trabajadores no han podido contactar con estas empresa pese a haberlo solicitado en varias ocasiones, algo que arroja más incertidumbre sobre las intenciones de mantener los puestos. "Ante esta situación nos hemos visto obligados a comenzar la huelga", declaró José Luis Nogués, portavoz de UGT en el sector.