Público
Público

Los trabajadores de BA rechazan la propuesta de la empresa para recortar gastos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los trabajadores de British Airways (BA) rechazaron hoy en una asamblea celebrada en Londres la propuesta de la dirección de la aerolínea de reducir costes mediante el despido de miles de trabajadores y una congelación salarial.

El sindicato Unite informó tras la reunión celebrada en el aeropuerto de Heathrow de que la decisión final de los empleados representados en la asamblea, incluido el personal de cabina, fue rechazar con claridad los planes de la empresa.

La dirección de British Airways había fijado la fecha del 30 de junio como tope para llegar a un acuerdo sobre la rescisión de 3.500 empleos y sobre la congelación salarial de la plantilla, con el objetivo de reducir los costes entre 100 y 130 millones de libras (entre 116 y 151 millones de euros).

BA anunció en mayo pérdidas antes de impuestos durante el último año financiero (de abril a marzo) por valor de 401 millones de dólares, una cifra sin precedentes que contrasta con los 922 millones de libras que había ganado en el ejercicio anterior.

Desde entonces, ha pedido a sus empleados que renuncien a parte de su sueldo para ayudar a la aerolínea a superar el grave bache financiero que atraviesa por el descenso en el número de viajeros.

Como ejemplo se puso al presidente de la aerolínea, Willie Walsh, que no cobrará su salario de 61.000 libras (100.660 dólares ó 72.700 euros) correspondiente al mes de julio.

Walsh advirtió a principios del mes de junio de que la aerolínea "está en una lucha por su supervivencia", en lo que calificó como "la crisis más seria" del sector aeronáutico.

Los trabajadores de BA, especialmente los pilotos y el personal de cabina, no quieren renunciar, ni siquiera temporalmente, a una serie de beneficios laborales porque temen que la empresa no se los devuelva una vez que se considere superada la crisis.

A lo más que llegan los sindicatos es a firmar una congelación salarial durante dos años, que según se afirmó desde Unite supondría un ahorro de 50 millones de libras (58 millones de euros).

La dirección de la empresa, que volverá a reunirse con los sindicatos este miércoles en un acto de conciliación, señaló que la negativa sindical a aceptar su propuesta podría obligarle a poner en marcha un expediente de regulación de empleo.