Publicado: 18.12.2013 17:00 |Actualizado: 18.12.2013 17:00

Los trabajadores del alumbrado madrileño desconvocan la huelga tras lograr mantener sus empleos

La adjucación del contrato a la UTE que actualmente presta el servicio y a la que los sindicatos arrancaron el compormiso de mantener la plantilla y las condiciones laborales pone fin al segundo paro indefinido contra los contratos integrales de

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Lo han vuelto a conseguir. Los trabajadores del alumbrado público, mantenimiento de semáforos y fuentes ornamentales de Madrid han desconvocado la huelga indefinida, que ya duraba seis días, con la que reivindicaban el mantenimiento de las condiciones laborales y los empleos de los 720 trabajadores que actualmente prestan el servicio.

El final del paro ha venido motivado por la propuesta de adjudicación del contrato integral del alumbrado que el lunes presentó el Ayuntamiento de Madrid. Esa propuesta -a falta de que finalice el proceso y se publique la adjudicación en el BOAM- rechazaba la oferta de la UTE formada por las empresas Acisa y Aceinsa, la más ventajosa económicamente para el Consistorio. Del mismo modo, proponía la adjudicación a la UTE que actualmente presta el servicio, Luz Madrid, contra la que los empleados convocaron la huelga y a la que consiguieron arrancar un compromiso por escrito que garantizaba el mantenimiento de todos los empleos y condiciones.

A la vista de lo sucedido con los trabajadores de limpieza viaria y jardinería, que tras la entrada en vigor del nuevo contrato integral las empresas adjudicatarias anunciaron más de mil despidos y rebajas salariales superiores al 40%, los empleados del alumbrado se anticiparon a las empresas y, como los barrenderos, han conseguido evitar despidos.

Para CCOO "no cabe duda de que la solución a este conflicto ha venido determinada por el apoyo de las plantillas a las movilizaciones planteadas y por su firme voluntad de defender sus puestos de trabajo", asegura la central sindical en un comunicado. Este miércoles, los trabajadores han votado en las asambleas de las diferentes empresas esta desconvocatoria.

IU: Los trabajadores han dado la "segunda patada en la boca"a los contrato integralesEsta decisión ha dado pie a diversas reacciones políticas en el Consistorio madrileño. Para Izquierda Unida, esta adjudicación pone de manifiesto que el Ayuntamiento "ha tenido que ceder" a la "presión" de los trabajadores, lo que supone -para la concejala Raquel López- "una patada en la boca por segunda vez" al modelo de contratos integrales que ha impulsado el Gobierno local.

Para el portavoz del grupo socialista en el Consistorio, Jaime Lissavetzky, la adjudicación supone una "enmienda a la totalidad" a su la propia gestión de la alcaldesa Ana Botella. Ha afirmado que aunque el Ejecutivo municipal manifestó que con la nueva modalidad de contratación integral primaría sobre todo la oferta más baja, a raíz de las huelgas de limpieza viaria y alumbrado se han hecho "ellos mismos una enmienda a la totalidad", al promover la oferta técnica que garantiza puestos de trabajo.

Psoe: "La adjudicación es una enmienda a la totalidad"

La entrada en vigor de dos de los contratos integrales [el de limpieza y mantenimiento de espacios públicos y zonas verdes y el de alumbrado público, semáforos y túneles] ha dado pie a dos huelga indefinidas. La reducción de puestos de trabajo y la rebaja salarial que las empresas intentaron aplicar para compensar la reducción del presupuesto han puesto a los empleados en pie de guerra y, de momento, están paliando la sangría de despidos que temían.

Aún faltan por entrar en vigor el contrato integral de movilidad y el de recogida de residuos sólidos urbanos. Este último era el primero que tendría que haber echado a andar, pero la subasta quedó desierta y aún está pendiente.