Público
Público

Los trabajadores empiezan a recurrir al juez

 Empleados de Air Comet denuncian los impagos de salarios para forzar su despido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los trabajadores de Air Comet ya no pueden más. Las 700 personas que están en plantilla (muy mermada en los últimos meses) llevan entre dos y cinco meses sin cobrar sus sueldos, una situación insostenible. Algunos de esos empleados han decidido denunciarlo en los tribunales para poder romper el contrato con la empresa y así cobrar al menos la prestación por paro.

De momento, en Baleares, 12 de los 15 trabajadores de la aerolínea han presentado una denuncia al Juzgado de lo Social en la que afirman que la empresa les adeuda las nóminas de julio, agosto y septiembre, más la paga extra de verano. 'A dicha circunstancia hay que añadir que desde el mes de noviembre del año pasado, se vienen produciendo reiterados retrasos' en el abono de las nóminas, como consta en el escrito que los trabajadores, defendidos por abogados de CCOO, sindicato al que están afiliados.

A continuación, piden al juez extinguir el contrato por el impago de más tres meses. Al menos así podrán irse y recibir dinero del paro.

A un tiempo, los empleados también han acudido al Tribunal de Arbitraje y Mediación. La empresa debe a cada uno 6.952 euros.

Además de este caso, otras 90 personas habrían dejado la aerolínea, que sufre graves problemas financieros. La amenaza de huelga total sigue latente. Mientras, se dan retrasos en los vuelos y el viernes hubo un altercado de pasajeros que se quejaban porretrasos de hasta 20 horas.

situación límite

Los trabajadores de Air Comet están en una situación límite y se encaminan hacia el sexto mes sin cobrar. Las dietas alivian algo a los tripulantes de cabina y pilotos, pero el resto no tiene recursos. Lo peor es la incertidumbre sobre el futuro de la empresa.

crédito que no llega

Air Comet asegura desde hace dos semanas a su plantilla que está a punto de lograr un crédito de 20 millones que le permitiría pagar los salarios atrasados. El préstamo no llega. El crédito del ICO aparece como la única solución posible.