Público
Público

Los trabajadores de Eroski, Carrrefour, Ikea o El Corte Inglés tendrán el sueldo congelado hasta 2016

El convenio para los grandes almacenes, que no ha sido firmado por CCOO, UGT, LAB y CIG, mantiene las pagas extra y establece que sólo subiran los salarios si mejora el consumo

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

Unos 230.000 trabajadores de grandes almacenes verán congelados sus sueldos hasta 2016, salvo que registre una evolución positiva del consumo, trabajarán los domingos y festivos sin compensación, aunque no verán eliminadas las pagas extras, según recoge el convenio firmado entre la Asociación Nacional de Grandes Superficies (Anged) -a la que pertenecen, entre otros, Carrefour, Alcampo, Eroski, IKEA, El Corte Inglés, Cortefiel, y C&A- y los sindicatos Fetico y Fasga.

En concreto, dicho convenio, que no ha sido suscrito por CCOO, UGT, LAB y CIG, señala que las tablas salariales permanecerán inalteradas durante entre 2013 y 2016, sin perjuicio de una retribución adicional en el caso de mejora del consumo. 'De este modo, las partes pretenden contribuir, con un esfuerzo mutuo, a mantener el empleo y a acompasar la retribución a la evolución del consumo', señala el convenio, que indica además que a partir de 2015, las partes analizarán por medio de la Comisión Mixta la evolución del consumo para en caso de caídas adoptar las medidas que estimen necesarias. Así, los trabajadores podrían cobrar una paga por un valor de hasta el 1,5% del salario base si se supera en cinco puntos el índice de ventas del año 2010.

No obstante, la patronal ha renunciado a la eliminación de las pagas extras y a mantener el nivel de empleo fijo durante toda la vigencia del convenio. Asimismo, los empleados de los grandes almacenes, que verán ampliada su jornada anual hasta 1.798 horas, no cobrarán los domingos y festivos, solamente un complemento personal anual de entre 350 y 500 euros. No obstante, los trabajadores con más de tres días de promedio anual de trabajo a la semana no tendrán obligación de prestar servicios más que hasta el 55% de los domingos y festivos autorizados de apertura, siempre y cuando sean superiores a nueve.

Asimismo, el convenio contiene un apartado para empresas con centros de trabajo en crisis, con situaciones persistentes de ventas a la baja (descenso anual continuado de ventas del 9% durante tres años), para los que las empresas aplicarán medidas de flexibilidad interna consistentes en movilidad funcional o geográfica, o la reducción temporal de los salarios de hasta un 5%.

Los sindicatos que no han suscrito el acuerdo han denunciado que, teniendo en cuenta todos los datos de evolución del consumo, el poder adquisitivo de los trabajadores de los grandes almacenes retrocederá 20 años en 2016 y situará los salarios al nivel de los de 1996. 'Ante este cúmulo de despropósitos que ha estado dirigido a satisfacer las desmedidas pretensiones de la patronal, desde UGT hemos manifestado nuestra oposición y nuestro mas enérgico rechazo a condenar a los miles de trabajadores y trabajadoras que conforman el sector a situaciones de mayor precariedad en sus condiciones y derechos', ha señalado el sindicato.

Las ventas del comercio al por menor acentuaron su caída en 2012 hasta el 6,8% tras haber retrocedido un 5,8% durante el ejercicio 2011, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Se trata del quinto año en negativo de las ventas minoristas. Durante el último mes del año 2012, las ventas interanuales del comercio minorista se redujeron un 10,2%, acentuando en casi dos puntos y medio la caída interanual de noviembre (-7,8%) y encadenando así 30 meses de descensos consecutivos.