Público
Público

Los trabajadores de Panrico piden en Barcelona una "huelga general"

Centenares de personas se manifiestan en Santa Perpètua de Mogoda contra el despido de casi 2.000 empleados de la compañía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Unas 300 personas se han manifestado hoy entre la fábrica de Panrico en Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona) y el ayuntamiento de esta población en defensa de la continuidad de los empleos de esta empresa, convocados por CCOO y CGT.

'Panrico en venta: los trabajadores en lucha por su trabajo' era el lema de la pancarta que ha abierto hoy la marcha reivindicativa de los empleados de esta empresa alimentaria, que ha presentado un expediente de regulación de empleo para 1.914 empleados.

Los trabajadores han partido a mediodía de la fábrica de Panrico y han recorrido la carretera que va a Santa Perpètua de Mogoda en una hora y media, para finalizar la protesta ante el consistorio vallesano, a cuya alcaldesa, Isabel García, han agradecido su apoyo. García se desplazó el pasado martes hasta las puertas de la empresa para conocer de primera mano el conflicto laboral y mostrar su solidaridad y apoyo a los trabajadores.

Los empleados se han mantenido varios días de esta semana apostados ante las puertas de la fábrica de los conocidos Donettes para protestar por la falta de pago de la nómina de septiembre, y han vivido momentos de tensión con los Mossos d'Esquadra, en los que un trabajador resultó herido.

Los manifestantes han reclamado hoy, de nuevo, cobrar la totalidad de la nómina correspondiente a septiembre, antes de iniciar la negociación del expediente de regulación de empleo, previsto para el próximo día 23. 'Que viva la lucha de la clase obrera', 'Obrero, si no luchas, nadie te escucha' o 'A la calle, a luchar, a la huelga general', fueron algunas de los lemas coreados durante la protesta de hoy.

A la protesta de hoy se han sumado trabajadores de otras empresas como Cacaolat y Correos, que se han solidarizado con los de Panrico, pero no se ha adherido el sindicato UGT, han indicado fuentes de las otras dos centrales.

En las últimas semanas, Panrico ha solicitado preconcurso de acreedores y ha planteado a los sindicatos una extinción de 1.914 empleos, casi la mitad de la plantilla, en todas las plantas que tiene en España, y una reducción del sueldo del resto de trabajadores de hasta el 45%. La empresa, además, ha suspendido el pago de la nómina a sus cerca de 4.000 empleados para poder afrontar el pago a sus proveedores.