Publicado:  23.01.2014 19:20 | Actualizado:  23.01.2014 19:20

Los trabajadores de la planta de Coca-Cola en Fuenlabrada irán a la huelga indefinida

CCOO, UGT y USO convocan un paro a partir del 31 de enero contra el anuncio de cierre de la embotelladora madrileña, una de las más grandes, productivas y modernas de las que la multinacional tiene en España

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los trabajadores de la fábrica de Coca-Cola en Fuenlabrada, Madrid, han convocado una huelga indefinida que comenzará el 31 de enero para impedir el cierre de la planta que la empresa embotelladora, Coca-Cola Iberian Partners, anunció el miércoles junto al de otras tres plantas más, el despido de 750 empleados y la recolocación de otros 500 en todo el país.

Según han confirmado a Público el portavoz de UGT en el comité de empresa de la fábrica madrileña, José María González, y su homólogo en CCOO, Lenoro Pulido, ambos sindicatos junto con USO han presentado la convocatoria del paro indefinido este jueves contra los despidos y el cierre.

Los sindicatos han recibido la noticia como un jarro de agua fría después de que la mañana del miércoles terminasen de firmar el nuevo convenio colectivo de los trabajadores de esta fábrica hasta 2015, ha explicado González. "Ha sido una bomba. Unas horas después de firmar el convenio nos enteramos de que quieren cerrar la planta", ha afirmado el sindicalista. Según González, el ERE presentado por el embotellador único no tiene fundamentos. "Somos una de las plantas más grandes del país, con mayor productividad y la más moderna; un ejemplo a nivel internacional  produciendo 120 millones de cajas de refrescos al año y aportando uno beneficios de 900 millones anuales", sostiene.

Para Pulido, no hay lugar a dudas. La reorganización de las siete empresas embotelladoras del refresco en España en una única empresa es la excusa con la que "la patronal quiere aumentar sus beneficios reduciendo costes y eliminando puestos de trabajo", ha asegurado.

Pulido asegura que el cierre de la planta Madrileña afectará además de a los 580 trabajadores que tiene en plantilla, a más de mil trabajadores indirectos que cada año pasan por esta fábrica, incluyendo transportistas u otras contratas. Por este motivo, asegura que se han reunido con la Alcaldía del municipio madrileño para "solicitar su ayuda y colaboración para revertir el ERE y el cierre de la fábrica".

El cierre de la panta madrileña se hará efectivo el próximo 28 de febrero Según han explicado, también se realizarán concentraciones de trabajadores a las puertas del centro de trabajo a diario durante los 30 días de negociaciones que se abren una vez se formaliza el ERE. En principio, el cierre de esta fábrica se hará efectivo el próximo 28 de febrero.

Tanto Pulido como González ven "tintes políticos" en este proceso de reorganización. En enero del pasado año, la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) aprobó la fusión de las embotelladoras españolas en una única concesionaria para España, Portugal y Andorra. En concreto, se trató de la integración de Cobega (Barcelona), Casbega (Madrid), Bebidas Gaseosas del Noroeste (Begano), Compañía Levantina Bebidas Gaseosas, Refrescos Envasados del Sur (Rendelsur), Compañía Norteña Bebidas Gaseosas, Compañía Asturiana de Bebidas Gaseosas e Ibérica de Bebidas no Alcohólicas. Un proceso que rebaja de siete a un único consejo de administración en el que el peso de la parte catalana es predominante.

"En el momento en que sólo hay una junta de accionistas y la dirección desaparece de Madrid y se va a Catalunya empiezan a llegar mensajes sobre los problemas de viabilidad de la panta de Fuenlabrada y otras", explica Pulido.

Desde su sindicato, CCOO, ya anunciaron que impugnarían en ERE si contenía despidos forzosos y una de las bazas para ello sería la ilegalidad de que un grupo mercantil, como es Coca-Cola Iberian Partners, funcione como un grupo laboral a la hora de despedir a trabajadores y cerrar fábricas.

"Vamos a echar abajo este ERE de la forma que sea" "Pretenden realizar en ERE conjuntamente para todas las embotelladoras de España, como si fuese un grupo laboral de empresas. En realidad es un grupo mercantil de empresas, por lo que está obligada a negociar el ERE individualmente en cada embotelladora y con sus comités de empresa", afirma CCOO.

Público ha tratado de ponerse en contacto con Coca-Cola Iberian Partnes sin éxito para contrastar esta información.

"Vamos a echar abajo este ERE de la forma que sea porque están jugando con el sustento las familias", explica González. "Esto no hay que lucharlo por la vía jurídica. Pero que no quepa duda: Madrid va a estar en la calle para que no se produzca el cierre de esta planta", advierte Pulido.

El comité de empresa de la planta de Coca-Cola en Alicante, una de las cuatro que pretende cerrar la multinacional, ha elaborado un calendario de movilizaciones que incluye, entre otras medidas, una jornada de huelga y "una marcha a pie" en defensa" de los puestos de trabajo.

Este calendario de acciones de protesta será trasladado por el comité de empresa a los trabajadores durante una asamblea que se celebrará el sábado en las instalaciones de la factoría, ubicada en el extrarradio de la capital alicantina.

De ser aprobado, la primera movilización tendrá lugar ese mismo día 25 a partir de las 18.00 horas, con una concentración de trabajadores en la plaza de la Montañeta, una de las más céntricas y concurridas de la ciudad.

El comité de empresa de la planta de Alicante, en la que trabajan 111 operarios, además de los 42 comerciales, ha analizado este jueves la documentación que ha entregado Coca-Cola Iberian Partners, la filial española de esa multinacional, para avalar el Expediente de regulación de empleo (ERE) y el cierre de cuatro factorías.

"Además de no estar justificado, no tiene lógica alguna", ha afirmado a EFE el secretario de Organización de la Federación de Industrias y Trabajadores Agrarios de UGT-Alicante, Joaquín Gil.

Según ha expuesto, la empresa no tiene pérdidas económicas en ninguna de sus plantas, "por lo que la medida que plantea no se ajusta a la legislación vigente".

El calendario elaborado por el comité incluye "una marcha a pie en defensa de los puestos de trabajo", que tendría lugar el 1 de febrero y que recorrería más de cinco kilómetros, la distancia aproximada existente entre la factoría y la plaza de la Montañeta.

Asimismo, los representantes sindicales propondrán a los trabajadores secundar una jornada de huelga (4 de febrero) y concentraciones diarias antes las puertas de la planta.

PUBLICIDAD

Comentarios