Público
Público

Trabajadores de las plantas europeas intentarán consensuar su postura ante el plan de GM

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general de UGT en la planta de Figueruelas (Zaragoza), Pedro Bona, participará hoy en la reunión del Foro Europeo de Empleados de General Motors, en la que se intentará consensuar una postura común tras la decisión de la multinacional de no vender finalmente su división europea a Magna.

Bona ha explicado a Efe que la reunión de hoy, en Alemania, a la que estaba previsto en principio la asistencia de representantes de GM Europa que finalmente no van a acudir, es "necesaria", puesto que tras la decisión de la compañía de no vender las plantas deberán consensuar una posición ante el plan industrial que prepara General Motors.

"Hay que coordinarse y ver lo qué cada planta defiende", ha dicho Bona, quien ha recordado que los trabajadores de Figueruelas ya habían firmado un preacuerdo sobre el plan industrial de Magna que es, en todo caso, el que los sindicatos españoles "van a hacer valer" como punto de partida en la nueva negociación, y del que nunca aceptarán una rebaja.

Los trabajadores de las plantas de algunos países europeos, como los de Alemania y Bélgica, se han mostrado abiertamente en contra y se han movilizado ante la imprevista decisión de GM de no vender a Magna, pero otros, como los de Gran Bretaña, la han aplaudido.

Los de Figueruelas, ha recordado Bona, "ni aplauden ni no aplauden" que finalmente no venda la división europea, porque su objetivo es mantener, como mínimo, las condiciones del preacuerdo sobre el plan industrial al que se llegó con Magna en una negociación en la que GM también participó.

Las movilizaciones convocadas en otros países "no tienen ningún sentido" y Figueruelas no se va a sumar a ellas, ha recordado el representante sindical.

Respecto a la reunión que mantiene en Bruselas la dirección de GM con representantes de los países con plantas de Opel-Vauxhall, ha dicho que posiblemente la multinacional automovilística no presentará un plan concreto sobre sus intenciones, sino que explicará porqué ha tomado la decisión de no vender y adelantará parte de sus intenciones para obtener el respaldo de los gobiernos en cuanto a subvenciones y ayudas.

Los sindicatos, ha concluido Bona, dudan de si GM querrá retomar el plan de Magna o si planteará otro distinto, pero que en función de la decisión que adopte la compañía los sindicatos actuarán de una forma u otra.