Publicado: 05.12.2013 10:21 |Actualizado: 05.12.2013 10:21

Trabajadores de restaurantes de comida rápida se manifiestan por un "salario digno" en EEUU

El sueldo mínimo actual en McDonald's, Subway o Burger King, está fijado en 7,25 dólares. La mayoría de sus empleados deben recurrir a ayudas públicas para llegar a fin de mes.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los empleados de los restaurantes de comida rápida como McDonald's, Subway o Burger King volverán a manifestarse en Estados Unido por un "salario digno", ya que consideran que el mínimo actual, fijado en 7,25 dólares, no es suficiente. Los trabajadores se manifiestan hoy en más de 100 ciudades, como Chicago, Nueva York, Boston o Houston, para exigir que se eleve el salario a 15 dólares hora.

La movilización cuenta con el apoyo del Sindicato Internacional de Empleados de Servicios (SEIU, en inglés), y está coordinada desde movimientos de base de todo el país. Un reciente informe de la asociación Fast Food Forward subrayó que "los sueldos son tan bajos que el 52 % de los trabajadores de estos negocios debe recurrir a asistencia pública para llegar a fin de mes". "Los trabajadores se han dado cuenta de que la única manera de ganar algo es tomando un acción decisiva", afirmó Kendall Fells, director de Fast Food Forward, y uno de los promotores de las protestas de agosto, al referirse a la poca penetración sindical en este sector.

El presidente estadounidense Barack Obama se pronunció el pasado miércoles en este sentido al alertar sobre "la creciente desigualdad" económica en el país y defendió una subida en el salario mínimo federal de 7,25 dólares a 9 dólares.

Asimismo, la cadena de supermercados Wal-Mart abrió ayer sus puertas en Washington, DC, tras una agitada polémica sobre el sueldo mínimo en la capital. Después de meses de enfrentamiento, y la amenaza de la compañía de retirar sus planes, el pasado miércoles se abrieron los dos primeros Wal-Mart en el Distrito de Columbia al llegar a un acuerdo con sindicatos y el gobierno de la ciudad. Finalmente, el ayuntamiento del Distrito, que gestiona Washington, acordó una ley que elevará el salario mínimo desde los actuales 8,25 dólares a la hora a 11,50 dólares hora en 2016 de manera gradual. Los sindicatos habían solicitado en un principio que el salario mínimo en la capital se ubicase en 12,50 dólares, aún por debajo de los 15 dólares exigidos por los convocantes de las protestas.