Público
Público

Trabajadores de RTVE denuncian publicidad encubierta de transgénicos en La 2

El sindicato CGT señala que el programa 'I+' del segundo canal de TVE tiene como fin “la promoción de marcas” asociadas a la agencia de comunicación KO, patrocinadora del espacio.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

“Se hacen afirmaciones infundadas”. “Se cometen violaciones flagrantes de los principios más básicos del Estatuto de la Información de RTVE”. “El programa solo puede tener como verdadero fin la promoción de marcas”. Estas son algunas de las duras acusaciones que la sección sindical CGT ha lanzado sobre el espacio I+, un programa especializado en ciencia que La 2 de TVE estrenó el 4 de febrero, en un informe en el que denuncia un 'flagrante conflicto de intereses' entre la productora del espacio, sus patrocinadores y la temática del programa.

El motivo de estas denuncias es el siguiente: la productora del programa, Geco TV, comparte sede y propiedad con la agencia Kos Comunicación, patrocinadora de siete de las diez ediciones emitidas hasta el momento, y cuyos clientes podrían verse beneficiados por los enfoques del programa. “La productora utiliza el programa para promocionar a sus clientes sin contrastar las informaciones ni dejar espacio a la crítica. Es pura publicidad. Es un conflicto de intereses que no se puede permitir”, denuncia el sindicato en conversación telefónica con Público.

El espacio I+ está producido por TVE y la empresa Geco TV. Esta productora comparte sede social con la patrocinadora de siete de los nueve programas emitidos hasta el momento: Kos Comunicación. Así, la responsable de ambas empresas es la misma persona: Isabel María López, administradora única de Geco TV y fundadora y máxima responsable de la agencia Kos Comunicación.

Por ello, a juicio de CGT, y tras realizar un análisis de los programas emitidos hasta el momento, el espacio está siendo utilizado por la empresa Kos Comunicación “para promocionar a sus clientes” a costa de la “credibilidad de TVE”. “Se trata de que RTVE mantenga los estándares de calidad, objetividad y credibilidad a los que está obligado”, asegura CGT.

La agencia Kos Comunicación contactada por este diario ha asegurado que el informe de CGT recoge “información que no se corresponde con la realidad”, sin precisar cual, y ha pedido “más tiempo” para analizar el informe.

Así, el informe del sindicato denuncia que en la segunda edición de este programa, titulado 'El ADN del trigo', el espacio se convierte en un “publirreportaje tendencioso a favor de los transgénicos” ya que sólo se recoge la voz de una experta “que demuestra su posición partidista” obviando las posiciones de los detractores de los transgénicos.

En este caso, el conflicto de intereses que denuncia CGT es el siguiente: Kos Comunicación, que patrocina el programa, tiene en su cartera de clientes a Asgrom, “filial de la compañía que vende el maíz transgénico de Monsanto, la empresa que monopoliza este negocio”, detalle el informe. “No se puede permitir que una agencia de comunicación con intereses en el sector de los transgénicos sea el patrocinador de un programa que trata el transgénicos. No puede existir la objetividad”, aseguran a Público fuentes de la sección sindical CGT.

La agencia asegura que el informe contiene información que 'no se corresponde con la realidad'El segundo caso de 'flagrante conflicto de intereses' y 'publicidad encubierta' se habría producido en el programa emitido el 12 de febrero bajo el título de 'Hidratación y deporte'. En este espacio se defiende el uso de las bebidas isotónicos tras la práctica de cualquier deporte. Lo “raro” de este espacio, según denuncia CGT, es que entre los clientes de Kos Comunicación se encuentra el Observatorio Hidratación y Salud, un lobby de la Asociación Nacional de Fabricantes de Bebidas Refrescantes Analcohólicas (Anfabra). En este caso, el espacio está patrocinado por Ferring, también cliente de la agencia.

Por todo ello, la sección sindical ha exigido a la dirección de TVE la “retirada inmediata del programa” y “la depuración de responsabilidades por la emisión de un programa que incumple todos los estándares de calidad” y daña de manera “irreparable” el prestigio de la cadena. Asimismo, el sindicato también reclama al Consejo de Administración que “publique las normas que regulan los patrocinios en RTVE”.