Publicado: 27.11.2013 12:06 |Actualizado: 27.11.2013 12:06

Los trabajadores de RTVE votan sin la opción del 'No' el convenio colectivo que ya rechazaron

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

¿No querías caldo? Pues toma dos tazas. Los más de 6.000 trabajadores de RTVE deben elegir este miércoles en referéndum si aceptan el preacuerdo de convenio colectivo de empresa negociado con la patronal por los sindicatos UGT, SI y USO (CCOO rechazó el acuerdo) y que dispone de un recorte salarial de "alrededor del 5% de masa salarial más un sinfín de servicios" o si, por el contrario, deciden elegir el convenio de Producción Audiovisual de ámbito estatal, que dispone de un recorte de alrededor de un 30% en la masa salarial y cuya opción en la papeleta está acompañada de la asunción de un calendario de movilizaciones para protestar. La opción del 'No' no existe en este segundo referéndum que la Corporación celebra en poco más de un mes. En el primero, celebrado el 23-O, la opción vencedora fue el 'No'.

Esta situación ha provocado una guerra abierta entre los sindicatos de la Corporación pública. SI, UGT y USO, firmantes del preacuerdo, piden a los trabajadores que acepten el nuevo Convenio Colectivo propuesto como ya lo hicieran en el último referéndum. "Sabemos que es un convenio de recortes, pero es la mejor opción posible. Además, defendemos el 'Sí' porque este el convenio de empresa que negociamos los sindicatos que nos sentamos en la mesa de negociación con RTVE", explica a Público José Carlos López, secretario general del sindicato USO-RTVE.

Desde CCOO, que se retiró de la negociación del preacuerdo y que defendió el 'No' en el pasado referéndum, se pide a los trabajadores que no acudan a las urnas este miércoles. "Se trata de una absoluta manipulación. Los trabajadores ya dijeron 'No' al acuerdo. No les interesó esa respuesta [a RTVE y resto de sindicatos], como tampoco las movilizaciones, una de las fórmulas que más incomodan a los dirigentes de la empresa. CCOO no va a participar en esta farsa", ha señalado el sindicato en un comunicado, en el que agregan que el acto de no votar es una "defensa de la democracia".

En el referéndum celebrado el pasado 23-O venció el 'No' por 29 votos, una elección que "sorprendió a todos dentro de la Corporación", señalan fuentes sindicales y que el propio Leopoldo González-Echenique reconoció afirmando que el 'No' situaba a la Corporación "al borde del abismo". Ante este resultado negativo, RTVE consultó a sus servicios jurídicos qué convenio debía aplicar desde el 1 de diciembre, fecha en el que caduca el actual. La respuesta fue que se debía aplicar el convenio de Producción Audiovisual de ámbito estatal, que implica un recorte de hasta 60 millones de euros a costa de suprimir pagas, complementos, el seguro médico o la acción social.

Desde USO alegan que tras el 'No' de los trabajadores trataron de negociar algunas mejoras con RTVE en el preacuerdo para conseguir el 'Sí' de los trabajadores, pero que la Corporacón se "negó en rotundo". "No dijeron que Hacienda les había dicho que ya habían alcanzado el límite", explica López. "Cuando los trabajadores votaron hace un mes no sabían qué pasaría si elegían 'No'. Es una información sustancial y, por eso, el referéndum debe repetirse", añade López. Desde CCOO consideran "válido el referéndum del 23 de octubre" y aseguran que no participarán "en la usurpación del resultad que en él se dio".

RTVE informó a sus trabajadores hace apenas unos días mediante una carta que salvo que en la celebración del nuevo referéndum se elija el preacuerdo, el 1 de diciembre entraría en vigor el convenio de Producción Audiovisual. Es decir, si los trabajadores de RTVE no eligen el ‘Sí' se procedería a la supresión de las pagas de marzo y septiembre, la desaparición de la antigüedad, la paga de los 10 años y las vacaciones de los 20; así como la desaparición de todos los complementos. Asimismo, también desaparecía el seguro médico y lo relacionado con acción social.

El preacuerdo adoptado por los sindicatos UGT, USO y SI, sin embargo, recoge un acuerdo por el que RTVE se compromete a no despedir trabajadores durante dos años, la no reducción del sueldo base y una rebaja en la masa salarial que supone un recorte del 25% de una paga. Por último, frente los trienios pasarían a abonarse en un pago único de 60 euros frente a las porcentualidades que se utilizaban anteriormente.