Público
Público

Los trabajadores de la sanidad pública catalana, en pie de guerra contra los recortes de la Generalitat

Cientos de personas se han encerrado en los principales hospitales de la comunidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cientos de trabajadores de la sanidad pública catalana llevan este martes a cabo una jornada de protestas con movilizaciones y encierros en los vestíbulos de los principales hospitales de Catalunya contra los recortes en sanidad. Según han informado fuentes sindicales, esta mañana se han materializado encierros y acampadas en los hospitales Germans Trias i Pujol (Can Ruti) de Badalona, en el Hospital Moisès Broggi de Sant Joan Despí, en el Hospital de Bellvitge de L'Hospitalet de Llobregat y en el Hospital de Vall Hebrón, mientras que en el Hospital de Sant Pau el comité de empresa realizará esta tarde un 'velatorio por la muerte de la sanidad pública'.

Más de 200 personas se han concentrado esta mañana en el vestíbulo del hospital de Bellvitge en contra de los recortes presupuestarios en la sanidad pública, y otros tantos lo han hecho en el Hospital de Can Ruti, donde, según fuentes sindicales, quieren prolongar la acampada en el vestíbulo hasta mañana por la mañana.

A la concentración y acampada que se está llevando a cabo en el Hospital Moisès Broggi, que se prolongará hasta las doce de la noche, se han sumado también trabajadores del Hospital General de l'Hospitalet y del Hospital Sociosanitario de la misma ciudad. Por su parte, los trabajadores del Hopistal de Bellvitge han anunciado que permanecerán acampados en el vestíbulo del centro también hasta las doce de hoy, mientras que los empleados del Hospital Vall d'Hebrón finalizarán su protesta a las 20.00 horas.

Estas protestas en la sanidad pública catalana se enmarcan en la jornada de protesta de todos los empleados públicos de Catalunya, convocada por la Plataforma Sindical Unitaria. Según fuentes sindicales, la jornada de protesta se debe al 'descontento acumulado durante los últimos años por los trabajadores de la sanidad pública, que ha explotado tras las últimas medidas adoptadas por la Generalitat y sus empresas públicas'.

Los trabajadores de la sanidad pública se quejan de que, 'a las rebajas de sueldos y deterioro de las condiciones de trabajo la Generalitat ha añadido un incremento de la jornada laboral y, una vez más, la supresión de una paga extraordinaria'.

Muchos pacientes y familiares están expresando su solidaridad con los trabajadores acampados en los vestíbulos de los hospitales, según las mismas fuentes, que han recordado que los recortes en los presupuestos sanitarios están afectando gravemente a las listas de espera.