Publicado: 13.11.2013 23:33 |Actualizado: 13.11.2013 23:33

Los trabajadores de Tragsa: "No participaremos en las artimañas de la alcaldesa"

El comité sindical de la empresa pública asegura que no podrán asumir la limpieza de Madrid porque la mayoría de sus trabajadores también van a ser despedidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La solución que ha anunciado la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, para que se cumplan los servicios mínimos -contratar a la empresa pública Tragsa- durante la huelga indefinida de limpieza viaria y jardinería, que ya dura nueve días, no está tan clara como lo había anunciado la propia regidora este miércoles.

El Comité Intercentros de Tragsa ha subrayado este miércoles que no podrá realizar las tareas de limpieza en las calles de Madrid porque "la mayoría" de sus trabajadores "van a ser despedidos".

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha anunciado que el Ayuntamiento asumirá el control directo contratando a la empresa pública Tragsa para cumplir los servicios mínimos mientras dure la "huelga salvaje" de limpieza viaria, una acción que pondrá en marcha si las concesionarias y los trabajadores no alcanzan un acuerdo en el plazo de 48 horas.

Tras una reunión mantenida este miércoles después de este anuncio, el Comité Intercentros ha recordado que Tragsa está inmersa en un expediente de regulación de empleo que afecta a 836 trabajadores, el 23% de la plantilla fija de esta sociedad.

"¿O es que la dirección de Tragsa se va a poner el mono de faena para hacerlo?", se pregunta el Comité Intercentros, que expresa su "total apoyo" a las "justas reivindicaciones" de los trabajadores de la limpieza de Madrid y rechaza así la intención de la alcaldesa de la capital para que estas labores las realicen empleados de esta sociedad.

"No estamos dispuestos a participar en las artimañas de la alcaldesa, incapaz de gestionar ningún tipo de conflicto" "No estamos dispuestos a participar en las artimañas de la alcaldesa, incapaz de gestionar ningún tipo de conflicto, entre otros este de la limpieza", ha matizado al respecto.

Tras esta negativa, el Comité Intercentros ha recordado en cualquier caso que habría que declarar una situación de emergencia sanitaria como paso previo a la petición de intervención, una cuestión que no se cumple en este caso y que, según ha incidido, suele decretarse tras tres semanas de huelga.

"Entendemos la situación de los compañeros de la limpieza de Madrid y reiteramos que no consentiremos que se nos utilice para reventar la huelga", asegura el Comité después de haberse reunido este miércoles para valorar las declaraciondises dela alcaldesa de Madrid.