Público
Público

Traficante de armas sirio era espía de España, dice su abogado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un traficante de armas sirio juzgado por acceder a vender armas a los rebeldes de las FARC en realidad estaba facilitando información a agentes de inteligencia españoles que investigaban al grupo colombiano, dijeron el miércoles sus abogados defensores.

Monzer al-Kassar, de 62 años, que residió muchos años en España y era conocido como "el príncipe de Marbella" por su rico estilo de vida, está acusado de conspiración para vender armas por valor de millones de dólares a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En las alegaciones iniciales ante un tribunal federal de Manhattan, el ayudante del fiscal de EEUU Brendan McGuire dijo que el Gobierno norteamericano contrató agentes encubiertos para que se hicieran pasar por compradores de armas de las FARC y grabaron sus negociaciones con Kassar y un segundo acusado, Luis Felipe Moreno Godoy, de 59 años.

Se reunieron en la casa de Kassar en Marbella y discutieron la venta de armas, incluyendo rifles de asalto y de mira telescópica y lanzagranadas, a las FARC, indicó McGuire.

Kassar dijo a los hombres que entendía que las armas serían usadas contra helicópteros estadounidenses y se ofreció a enviar 1.000 hombres para luchar junto a los rebeldes colombianos contra el Ejército norteamericano, dijo McGuire.

Pero los abogados defensores definieron a Kassar como un comerciante de armas legítimo que aportaba información al servicio de inteligencia español.

Los letrados indicaron que Kassar aportaba información sobre el acuerdo a dos agentes de inteligencia de alto rango, a quienes llamará como testigos de la defensa.

"Era el juego del ratón y el gato en ambos lados", dijo Roger Stavis, abogado de Moreno.

Kassar, a quien los fiscales califican como el traficante de armas más prolífico del mundo, está acusado de conspiración para matar ciudadanos y agentes de EEUU, conspiración para adquirir misiles antiaéreos y dar apoyo a una organización terrorista.

La embajada de EEUU en Madrid dijo que Kassar llevaba vendiendo armas desde los años 70 al Frente de Liberación Palestino y clientes en Nicaragua, Bosnia, Croacia, Irán, Irak y Somalia.

Kassar fue detenido en el aeropuerto de Madrid en junio de 2007.