Publicado: 14.11.2013 20:47 |Actualizado: 14.11.2013 20:47

Tragsa, preparada para empezar a limpiar Madrid este sábado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La empresa pública Tragsa, dependiente del Ministerio de Agricultura, comenzará a limpiar las calles de Madrid este sábado si empresas y sindicatos no alcanzan un acuerdo antes de que expire el plazo que dio la alcaldesa Ana Botella para que acabe la huelga de limpieza y jardinería.

Responsables del Ayuntamiento de Madrid y de la empresa han preparado este jueves en una reunión el operativo que se desplegará para garantizar el cumplimiento "efectivo" de los servicios mínimos en caso de que no se produzca el pacto, según fuentes municipales.

Fuentes de la empresa han confirmado a Público que tendrán que movilizar a Madrid a efectivos de varias comunidades autónomas para cubrir el 40% de la plantilla de limpieza de la ciudad - de unos 6.000 trabajadotes- el número de personal que requieren los servicios mínimos que decretó el Ayuntamiento.

En la sesión de trabajo, que se ha prolongado durante poco más de hora y media, han participado los delegados de Medio Ambiente y Seguridad del Ayuntamiento de Madrid, Diego Sanjuanbenito y Enrique Núñez, el presidente de Tragsa, Miguel Giménez, y sus respectivos equipos.

Una vez que se cierre el plazo otorgado por Botella para cerrar el conflicto, el Ayuntamiento de Madrid presentará ante la Fiscalía una denuncia por el incumplimiento de los servicios mínimos y asumirá su control directo, para lo cual requerirá el apoyo de Tragsa.

El Ayuntamiento de Madrid firmará un convenio con el Ministerio de Agricultura, del que depende la empresa pública, y a continuación este realizará una encomienda de gestión para que Tragsa comience a a acometer los trabajos.

El Comité Intercentros de Tragsa, que agrupa a los sindicatos CCOO, UGT y CGT, ya manifestó su apoyo a los barrenderos y jardineros de la capital y aseguró que no participarán en "las artimañas" de la alcaldesa para vulnerar el derecho a huelga de los trabajadores, al considerar que los está utilizando como esquilores. 

Sin embargo, desde Tragsa aseguran que tiene la obligación, como empresa pública, de hacerse cargo de cualquier encomienda que se les haga por parte de las administraciones públicas, por lo que desde este jueves están preparando su posible intervención en Madrid.

Los sindicatos de limpieza y jardinería de la capital han anunciado que denunciarán al Ayuntamiento de Madrid por vulnerar el derecho de huelga en caso de se lleve a cabo esta operación.

Tragsa, recuerdan sus sindicatos, también está inmersa en un proceso de despido colectivo que afecta a más de una 20% de su plantilla y cuyo plazo de negociación finaliza este jueves.