Público
Público

El transbordador espacial Endeavour aterriza en California

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los astronautas del transbordador espacial Endeavour concluyeron una misión de 16 días que preparó a la Estación Espacial Internacional para su primera tripulación de seis miembros, con un aterrizaje impecable en el sitio de reserva de la NASA en California.

Estruendos dobles se escucharon a través del desierto de Mojave cuando el Endeavour pasó a una velocidad subsónica por primera vez desde su lanzamiento del 14 de noviembre desde el Centro Espacial Kennedy, en Florida.

La NASA deseaba que el Endeavour aterrizara en Florida, pero las malas condiciones climatológicas llevaron a los controladores de vuelo a desviar el curso de la nave a la base Edwards de la Fuerza Aérea estadounidense en California.

El comandante Chris Ferguson dirigió el avance del transbordador a través de una serie de curvas pronunciadas para reducir la velocidad de la nave de 100 toneladas, que tocó tierra en una pista a las 16.25 hora EST (21:25 hora GMT) completando la cuarta y última misión de la NASA para este año.

"Bienvenidos. Esa fue una excelente manera de finalizar un vuelo fantástico", dijo por radio desde el control de la misión en Houston el astronauta Alan Poindexter a los tripulantes de la nave.

Ferguson respondió "estamos felices de estar en California".

La llegada del transbordador a California significa que tendrá que pasar otro día antes de que el ingeniero de vuelo de la estación espacial que volvió en la nave, Greg Chamitoff, se reúna con su esposa y sus hijos pequeños, que estaban esperando su llegada en Florida.

Chamitoff, de 46 años, había estado en órbita por seis meses. Fue sustituido por la astronauta novata Sandra Magnus, quien viajó a bordo del Endeavour y permanecerá a bordo de la estación hasta febrero con otros dos tripulantes.

La NASA prefiere aterrizar en Florida. Eso ahorra cerca de una semana de tiempo y los gastos de trasladar al transbordador a través del país.

El Endeavour está regresando de una ambiciosa misión para equipar la base en órbita de 100.000 millones de dólares, un proyecto de 16 naciones.

Durante los 12 días que permaneció en la estación, la tripulación de la nave instaló un sistema de reciclado de agua que permitirá a la NASA sumar tres astronautas más a la tripulación permanente que vive en la estación espacial.

Los astronautas también realizaron cuatro caminatas espaciales para arreglar el sistema eléctrico y entregaron dos nuevas habitaciones, un segundo baño, equipamiento para ejercicios y otros equipos.

Una nave de carga rusa llegó temprano el domingo a la estación espacial con combustible, agua y más provisiones.

La próxima visita a la estación por parte de la NASA está programada para febrero, cuando será instalado el último panel solar del puesto de avanzada.

La agencia planea ocho vuelos más de transbordador a la estación, y también un servicio al Telescopio Espacial Hubble, antes de retirar las naves en 2010.