Público
Público

Transcurren con normalidad las elecciones parlamentarias bielorrusas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las elecciones legislativas que celebra hoy Bielorrusia y en las que por primera vez las fuerzas opositoras tienen oportunidad de obtener escaños, transcurren con normalidad, informó la Comisión electoral Central (CEC).

Tal y como estaba previsto, las casi 6.500 mesas electorales abrieron a las 08.00 hora local (05.00 GMT) y cerrarán a las 20.00 (17.00 GMT) para elegir a los 110 diputados del la Cámara de Representantes, cámara baja del Parlamento.

De un total de más de 260 aspirantes unos 60 representan a las Fuerzas Democráticas Unificadas (FDU).

La CEC anunció esta mañana que más del 25 por ciento de los electores emitieron su voto con antelación durante los cinco días que precedieron a la jornada electoral de hoy, en la que las autoridades confían en que se alcance una participación en torno al 85 por ciento.

En las pasadas elecciones la votación preliminar abarcó el 17 por ciento del electorado.

La votación preliminar es uno de los principales blancos de crítica de la oposición bielorrusa en estas elecciones que según las autoridades "no tienen precedentes por su transparencia".

"El papel de la oposición en estas elecciones consiste en consiste en recoger las pruebas de la falsificación de los comicios, pues el hecho de que son ilegítimas y antidemocráticas ya es evidente", declaró el líder de las FDU, Alexandr Lebedko.

En respuesta, el presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, anunció la "transparencia sin precedentes" y la participación de "todos los observadores que quieran hacerlo" en estos comicios.

"Estas elecciones no se realizan exclusivamente de acuerdo a la Constitución y la legislación de Bielorrusia. Incumplimos sistemáticamente la ley para que las elecciones se lleven a cabo como quiere Occidente y la OSCE", afirmó.

Por eso, "si también esta vez (los representantes de Occidente) declaran que han sido antidemocráticas, dejaremos de hablar con ellos", advirtió.

Más de 900 observadores extranjeros, de ellos más de 400 enviados por la OSCE, controlan la marcha de los comicios.