Público
Público

Los transexuales ya pueden ingresar en el Ejército

El Gobierno aprueba una orden que elimina una discriminación vigente en los procesos de elección de militares desde 1989

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno ha aprobado la orden del Ministerio de la Presidencia que permitirá que, a partir de hoy, todos los transexuales carentes de órgano genital masculino puedan ingresar en las Fuerzas Armadas en todas las escalas de los Ejércitos de Tierra y del Aire, la Armada, los Cuerpos Comunes de la Defensa y la Guardia Civil.

La orden ministerial, firmada el pasado 2 de marzo por la titular de Presidencia y vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, implica una modificación del cuadro médico de exclusiones que mantenía vigente desde 1989 'la ausencia total o parcial de pene' como uno de los motivos 'médicos' para rechazar una persona que solicita su ingreso en cualquier cuerpo o unidad de las Fuerzas Armadas.

Se abrirá así la puerta al ingreso en el Ejército de Tierra del transexual A.G.R, que lleva intentando convertirse en soldado de Caballería desde 2007 y siempre ha encontrado el mismo motivo de exclusión en su solicitud de ingreso.

El nuevo texto legal que regula el cuadro médico señala que 'la experiencia acumulada' en pasadas convocatorias de reclutamiento profesionales y de carrera y 'la casuística estudiada' hacían recomendable 'revisar determinados conceptos relacionados con los contenidos' del cuadro médico de exclusiones.

Por ello, el Ministerio de la Presidencia, a propuesta de la titular de Defensa, Carme Chacón —cuyo Departamento anunció en 2008 su intención de realizar esta modificación normativa para evitar la discriminación de los transexuales sin pene y otras posibles discriminaciones—, ha modificado el cuadro médico con dos variaciones significativas:

- La primera es la eliminación de la referencia a la ausencia total o parcial de aparato genital masculino como motivo de exclusión en los hombres que aspiren a ser militares.

- La segunda se refiere a que los aspirantes que padezcan alteraciones de la tensión arterial sean valorados durante las pruebas de acceso en circunstancias que permitan la correcta evaluación de su salud, sin medicación y con la posibilidad de que la medición de tensión pueda ser repetida.

La aprobación del nuevo cuadro médico de exclusiones supondrá la eliminación de una restricción para ingresar en las Fuerzas Armadas que continuaba vigente desde hace más de 20 años y que, además, sólo era sufrida por transexuales sin órgano genital masculino, toda vez que el cuadro médico sólo incluía ese motivo 'médico' de exclusión en los candidatos hombres.

De hecho, los ejércitos tienen desde hace varios años al menos un transexual mujer, según fuentes militares, que aseguran que no ha sufrido ninguna discriminación para entrar en su ejército y desarrollan su misión sin ningún problema ni trato distinto de sus compañeros de armas por su condición física.