Público
Público

Una tránsfuga socialista da la alcaldía de Alcaucín al PA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una concejal tránsfuga del PSOE dio ayer, contra todo pronóstico, la alcaldía del municipio de Alcaucín al edil del Partido Andalucista (PA) Guillermo Pérez. Los tres votos de PA, los dos del PP y el de María Antonia Guerrero, hasta ahora responsable de Urbanismo en este ayuntamiento sacudido por un presunto caso de corrupción urbanística, sirvieron para arrebatar el bastón de mando al PSOE.

La operación política, que se ha llevado con gran hermetismo, terminó de cerrarse el lunes aunque no se evidenció públicamente hasta la celebración del pleno. De hecho, María Victoria Luque, la elegida para sustituir a José Manuel Martín Alba –encarcelado por la operación ‘Arcos’–, había anunciado ya sus objetivos como futura alcaldesa, aunque no contaba con que Guerrero había perdido, según comentó ayer ésta tras la sesión, la confianza en sus compañeros de partido.

Para celebrar el anunciado nombramiento, el secretario provincial del Partido Socialista, Miguel Ángel Heredia, acudió a presenciar el pleno junto a su secretario de Organización, Francisco Conejo. Ambos fueron los primeros sorprendidos tras producirse la votación que daba la alcaldía al Partido Andalucista. La primera reacción tras finalizar la sesión fue la de expulsar a la concejal tránsfuga. “Estamos en un evidente y claro caso del violación del Pacto Antitransfuguismo”, indicó el propio Conejo.

A las dos horas, Heredia anunciaba que rompía relaciones con el PP. Lo hace semanas después de que los dos partidos iniciaran contactos para alcanzar acuerdos en diversos temas como el empleo. El motivo, según Heredia, es que “el PP avala el transfuguismo y la corrupción”. Además, tachó el apoyo de los dos concejales del PP en Alcaucín al PA como “patada a la democracia”.

Elías Bendodo, presidente del PP en Málaga, dijo que la reacción del PSOE era “una muestra de su escasa voluntad política para trabajar por el bienestar” del pueblo.

El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, afirmó que el cambio “va en contra de la mayoría de los ciudadanos”.