Público
Público

La transición en Egipto no cumple los requisitos y el régimen debe hacer más, dice EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El proceso de transición iniciado en Egipto no ha cumplido aún los requisitos mínimos y el régimen del presidente Hosni Mubarak y el vicepresidente Omar Suleimán debe "hacer más" para satisfacer las demandas de su pueblo, opinó ayer el Gobierno de EE.UU.

En su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, afirmó que el Gobierno actual en Egipto debe adoptar "medidas concretas" para una transición verdadera que conduzca a unas elecciones libres y justas.

Entre estas medidas se encuentra la apertura de las conversaciones políticas abiertas por Suleimán a un mayor grupo de representantes de la oposición y de la sociedad civil, así como el fin de la ley de emergencia, enumeró el portavoz.

De otro modo, advirtió, las masivas manifestaciones que se desarrollan en El Cairo y otras ciudades egipcias contra el régimen continuarán.

"Lo que está ocurriendo en las calles de El Cairo no es tan sorprendente cuando se ve la falta de pasos que su Gobierno ha dado para responder a sus preocupaciones", declaró el portavoz.

El Gobierno egipcio, opinó, "debe responder" a estas demandas. "De otro modo, las protestas no harán sino crecer", indicó Gibbs, ante la aparente opinión de representantes egipcios que han considerado que su Gobierno sólo necesita esperar y los manifestantes acabarán regresando a sus casas.

En una conferencia de prensa telefónica posterior se manifestaron en modo similar altos funcionarios del Gobierno estadounidense, que reiteraron que el régimen de Mubarak "ha abierto negociaciones pero no ha alcanzado los niveles de cambio que los egipcios consideran necesarios".

Según indicó el jefe de Gabinete adjunto de la secretaria de Estado Hillary Clinton, Jake Sullivan, los invitados a negociar con Suleimán, entre los que se encuentran los Hermanos Musulmanes, un grupo pro islámico semitolerado por el régimen, "no representan completamente todo el espectro social necesario para llegar a un acuerdo significativo".

De manera significativa, Sullivan indicó que "EE.UU. nunca ha dicho que Suleimán sea la persona adecuada" para participar en esas negociaciones, si bien matizó que "nunca" ha presionado "sobre quién deba ser esa persona".

En este sentido, tanto Sullivan como el consejero de seguridad nacional adjunto, Ben Rhodes, insistieron en que EE.UU. no dicta cuál debe ser el resultado de la transición ni cómo se desarrolle, algo que, según insistieron, "deben decidir los egipcios".