Público
Público

Un trasplante en España cuesta hasta diez veces menos que en EEUU

El director de la Organización Nacional de Trasplantes asegura que medicina privada y donación son "difícilmente compatibles".

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3
Comentarios:

El director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz, ha defendido la coste-eficiencia del actual sistema español de donación y trasplantes de órganos, como muestra que realizar una intervención de este tipo en España sea entre ocho y diez veces más barato que en Estados Unidos.

Así lo ha destacado durante un acto en la Real Academia de Medicina con motivo del Día Nacional del Trasplante que se celebra este miércoles, recordando que un trasplante de corazón o de pulmón suele costar en España entre 80.000 y 90.000 euros, mientras que en Estados Unidos cuestan entre 800.000 y 900.000 dólares (entre 610.000 y 690.000 euros).

'Las cifras de lo que cuesta en España un trasplante son escandalosamente más bajas si se compara con cualquier otro país de nuestro entorno. De hecho, lo que cuesta un trasplante en España es lo mismo que cuesta en Estados Unidos sólo extraer el órgano', ha defendido.

Esta diferencia de precios, según el director de la ONT, se debe 'básicamente a que el coste de los profesionales es mucho más barato en España que en Estados Unidos, porque los medicamentos y las técnicas tienen los mismos precios'.

'Y esto es importante resaltarlo, sobre todo dada la situación nada fácil que vive el país y el sistema sanitario', según Matesanz. Pero, además del coste, España también ha demostrado una mayor eficiencia que otros países a la hora de conseguir mejores supervivencias para sus pacientes.

'Lo que cuesta un trasplante en España es lo mismo que cuesta en EEUU sólo extraer el órgano' De este modo, en el caso del trasplante renal hay diferentes estudios que muestran que en España los índices de supervivencia a los 10 años de haberse realizado el trasplante superan en 20 puntos a los de Estados Unidos.

'No se puede explicar por diferente cirugía o medicación, sino por un mejor sistema sanitario, que proporciona la medicación, que la financia (ya que en Estados Unidos muchos órganos se pierden por falta de financiación de la medicación), o que sigue con especialistas la evolución de sus pacientes y trata las posibles complicaciones. Todo ese tipo de cosas tienen una repercusión muy clara', ha aseverado.

En la actualidad, el récord español de supervivencia a un trasplante renal se eleva a 43 años, a 27 en el caso del cardíaco y a 26 en el trasplante hepático.

Los trasplantes más 'modernos', como el de páncreas, pulmón o intestino, presentan supervivencias máximas de 22, 17 y 12 años, respectivamente.

El trasplante renal, además, es otro ejemplo de lo rentable que son estas intervenciones ya que, mientras que mantener a una persona en diálisis viene a costar unos 50.000 euros por paciente y año, entre sesión de diálisis, medicación y posibles complicaciones, un trasplante cuesta 'un poquito más' pero, una vez realizado, 'la medicación apenas es 8.000 y 9.000 euros anuales'.

En este sentido, Matesanz ha defendido que un buen sistema de trasplantes como el español sería 'difícil de llevar' sin el actual Sistema Nacional de Salud (SNS).

'El ejemplo más claro es Alemania, que tiene un sistema de salud muy potente pero basado en un modelo de mutuas, lo que hace que el gasto en sanidad sea muy superior al español.

'La medicina privada y la donación son difícilmente compatibles'

Pero cuando han intentado hacer un sistema de donación parecido al español han fracasado siempre, porque no han tenido un sistema sanitario como el nuestro, totalmente público', ha defendido el director de la ONT.

De hecho, ha reconocido que 'la medicina privada y la donación son difícilmente compatibles', ya que, 'aunque en España se ha conseguido en algunas comunidades como Baleares, donde los hospitales contribuyen y bien a la donación, es mucho más difícil'.

'No es lo mismo tener un sistema nacional de salud, estructurado, público, en el que se dan unas directrices que se pueden monitorizar. Mientras que España tiene 35 donantes por millón de habitantes y Alemania está en 14 y no aumenta a pesar de que lo intentan', ha insistido.

Matesanz ha recordado que hasta la fecha en España se han efectuado más de 86.000 trasplantes de órganos, con una media de 11 diarios, de los cuáles 54.460 han sido renales, 20.483 hepáticos, 6.775 cardíacos, 2.940 pulmonares, 1.425 de páncreas y 97 intestinales. A ellos se suman alrededor de 400.000 trasplantes de tejidos y células.

Por su parte, el presidente de la Federación Nacional de enfermos y trasplantados hepáticos (FNETH), Antonio Bernal, ha celebrado el 'alto nivel' que actualmente muestra el sistema español de trasplantes y destacado que estas intervenciones tienen un 'valor incalculable' ya que es 'una segunda oportunidad' que permite 'volver a nacer'.

Asimismo, ha pedido paciencia a quienes están en espera de un trasplante y ha recordado que, una vez realizado, es importante 'ser cumplidores con los tratamientos y llevar una vida saludable'. En cuanto al tiempo medio de espera en 2012, para un trasplante renal fue de 22 meses; 3,5 meses para el trasplante hepático, 2 meses para el cardiaco, 6 meses para el pulmonar y 11 meses para el de páncreas.