Público
Público

El tratado climático de la ONU puede requerir un año extra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un pacto climático de Naciones Unidas podría necesitar un año extra más allá de la meta de diciembre para afinar los detalles, señalaron el jueves delegados de las negociaciones de la ONU, mientras un comité del Senado estadounidense aprobó un proyecto de ley ambiental.

La reunión de 175 naciones en España que se realiza hasta el 6 de noviembre y es la última sesión antes de una cumbre climática en Copenhague el próximo mes, se mostró escéptica respecto a las posibilidades de lograr un tratado legalmente vinculante en Dinamarca, dijeron delegados.

Muchos líderes mundiales han dicho en los últimos días que Copenhague podría acceder a un acuerdo "políticamente vinculante", pero que faltaría tiempo para acordar un texto "legalmente vinculante". Delegados de las conversaciones de Barcelona discutieron sobre cuánto tiempo extra se requiriría.

"Hay un montón de trabajo por hacr", dijo Artur Runge-Metzger, jefe de la delegación de la Comisión Europea, admitiendo que se podría necesitar más tiempo. Las conversaciones para acordar un pacto ONU comenzaron en Bali, Indonesia, en diciembre de 2007, con un plazo de dos años.

Endurecer el texto para volverlo legalmente vinculante es algo que "debería hacerse lo antes posible (...) tres, seis meses", dijo Runge-Metzger a la prensa.

John Ashe, quien preside las negociaciones para extender el existente Protocolo de Kioto, dijo que de no lograrse un acuerdo para diciembre, como él prefería, los negociadores deberían terminar la tarea en Bonn cerca de mayo, como ocurrió 2000. "Lo hicimos antes, podemos hacerlo de nuevo", afirmó.

Otros delegados señalaron que podría tomar más tiempo, en parte debido a que la legislación que reduce los niveles de carbono de Estados Unidos no estará lista este año, a pesar de una votación de un panel del Senado el jueves a favor de un proyecto de ley ambiental presentado por demócratas.

Un responsable japonés dijo que "a menos que se acuerde antes de seis meses después de Copenhague, probablemente sea el próximo año debido a las elecciones legislativas de Estados Unidos" de noviembre de 2010, donde cerca de un tercio de los senadores estadounidenses buscan la reelección.

Un alto cargo británico comentó que era probable que el proceso tomara "al menos 6 meses (...) idealmente no más de un año" para acordar los detalles. Después de Copenhague, la próxima reunión de ministros de medio ambiente es en México, en diciembre de 2010.