Público
Público

Tratar la enfermedad pulmonar tiene riesgos cardíacos: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El uso a largo plazo defármacos para tratar la enfermedad pulmonar obstructiva crónica(EPOC) elevaría el riesgo de infarto, accidente cerebrovascular(ACV) y muerte, sugirió una revisión de estudios.

Entre los medicamentos de riesgo se encuentran losinhalantes, o anticolinérgicos, como el ipratropio y eltiotropio.

La EPOC reúne dos enfermedades principales, el enfisema yla bronquitis crónica. Ambas condiciones están muy relacionadascon el tabaquismo e impiden que el aire circule por lospulmones. Pueden también provocar gran discapacidad ycomplicaciones fatales.

Médicos y pacientes "deberían considerar cuidadosamenteesos riesgos cardiovasculares potenciales de losanticolinérgicos inhalantes en el tratamiento de la EPOC ydecidir si esos riesgos son aceptables a cambio de losbeneficios sintomáticos", escribió el equipo dirigido por eldoctor Sonal Singh.

Los resultados, publicados en Journal of the AmericanMedical Association, coinciden con los del estudio sobre el usodel ipratropio para tratar la EPOC publicado la semana anterioren Annals of Internal Medicine.

Como indica el nuevo estudio, el tiotropio inhalante es elfármaco que más recetan los médicos para tratar la EPOC. Unanálisis reciente de ensayos de corto plazo no reveló riesgoscardiovasculares importantes asociados con su uso.

Pero los resultados de estudios poblacionales sobre laacción del fármaco en el "mundo real", fuera de un ambienteexperimental controlado, sugieren lo contrario.

El equipo de Singh, de la Escuela de Medicina de la WakeForest University, en Carolina del Norte, identificó 17 ensayosde por lo menos 30 días de duración y analizó el efecto de losanticolinérgicos inhalantes sobre el riesgo de infarto y ACV.

Los estudios incluyeron un total de 15.000 pacientescontrolados durante entre seis semanas y cinco años.

El 1,8 por ciento de los pacientes tratados conanticolinérgicos inhalantes sufrió un infarto, un ACV ofalleció. En cambio, ese porcentaje entre los pacientes notratados con esos fármacos fue del 1,2 por ciento.

Mientras que esa diferencia sería pequeña estadísticamente,es considerada significativa.

Un análisis final demostró que el uso de losanticolinérgicos inhalantes aumentó un 53 por ciento el riesgode infarto y un 80 por ciento el de muerte asociada.

El equipo destacó que los anticolinérgicos inhalantesmejoran la capacidad física, la calidad de vida y reducen lafalta de aire y las crisis de EPOC.

A pesar de los riesgos informados en este estudio, losautores estiman que los beneficios de estos fármacos suelensuperar los efectos colaterales.

Aun así, el equipo destacó que los médicos "deben controlarcuidadosamente a los pacientes con EPOC tratados conanticolinérgicos durante largo plazo para detectar la apariciónde alteraciones cardiovasculares".

FUENTE: Journal of the American Medical Association, 24 deseptiembre del 2008