Público
Público

El trauma adolescente de Nicole Kidman

Mientras sus compañeras de clase se dedicaban a tontear con los chicos, Nicole Kidman debía conformarse con mirar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Puede que ahora sea una estrella de Hollywood con millones de fans, pero en su adolescencia Nicole Kidman no tenía tanto éxito. La actriz ha explicado lo mal que lo pasó cuando ningún chico se fijaba en ella debido a su gran altura, haciendo que pasara una 'horrible' adolescencia. Nicole cree además que su hija va por el mismo camino, pues ya destaca sobre el resto de bebés de su edad.

Mientras sus compañeras de clase se dedicaban a tontear con los chicos, Nicole Kidman debía conformarse con mirar. La actriz ha confesado que, por su altura, no conseguía que sus compañeros se fijaran en ella, y por eso sus años de adolescencia no fueron precisamente agradables.

Según informa 'Contact Music', Nicole afirma 'mido 1'80, y con tacones soy aun más alta. Pero ya era así con trece años, fue horrible. No le gustaba a ningún chico, fue algo duro'. Ahora, y aunque parece haber superado su trauma adolescente, Nicole teme que su hija Sunday Rose pase por lo mismo.

'Se parece mucho a su padre, pero ha salido a mí en la altura', ha declarado la actriz sobre la pequeña, de año y medio. Nicole sostiene que, para la edad que tiene, la niña ya sobresale por su tamaño entre el resto de bebés de su edad.

Pero ya se encargará la actriz de 'Las horas' de que su hija sepa aceptar su aspecto físico cuando sea adolescente, y mientras tanto, se dedica a disfrutar de su familia todo lo que puede. Nicole y su marido, Keith Urban, acompañados de la pequeña Sunday Rose, pasarán las navidades en Australia, lugar de nacimiento de la actriz y donde también creció su Keith.

Éste ha explicado que 'así estaremos con el resto de nuestra familia, estamos deseando ir'. Y confía en que a Sunday Rose también le encantará, pues según afirma su padre: 'mi cuñada tiene cuatro hijos y mi hermano dos, así que estaremos rodeados de niños'.