Público
Público

Trece muertos en un asalto de los talibanes a una instalación de la ONU en Kabul

Entre las víctimas hay seis funcionarios de Naciones Unidas. El ataque se ha producido a 300 metros de la embajada de España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un comando taliban ha atacado esta mañana una residencia en Kabul donde se hospeda personal de la ONU encargado de supervisar la segunda vuelta electoral, prevista para el próximo 7 de noviembre, causando la muerte de seis miembros de Naciones Unidas, según ha confirmado el portavoz de la organización, Aleem Sediqqui, que ha indicado que dos más han resultado heridos y siete han sido rescatados por la Policía.

La cadena afgana Tolo tv informa de que cuatro de ellos eran nepalíes, aunque Sediqqui no ha precisado aún las nacionalidades. Según el jefe del Departamento de Investigación Criminal, Abdul Ghafar Saidzada, en el asalto y posterior enfrentamiento han perdido la vida dos policías, un miembro del servicio de inteligencia, un civil y tres insurgentes.

El ataque ha tenido lugar a apenas 300 metros de la embajada española en Afganistán, donde los GEOS han organizado el rápido traslado del cuerpo diplomático, una decena de personas, al sótano del edificio.

La embajada, que está situada en el barrio de Wazir Akbar Khan, uno de más seguros de la capital afgana, ha recibido varios impactos de bala, tres de ellas dentro de la habitación del canciller español, que ha resultado ileso a pesar de que uno de los proyectiles le ha pasado a escasos centímetros de su cabeza, tal y como ha explicado a Público. El personal de la embajada se encuentra en perfecto estado y sólo hay que lamentar daños materiales.

La Policía afgana ha tomado el control de la situación tras una hora de tiroteos a las puertas de la residencia en la que se hospeda Público, la Imperial Guest House, a dos calles de la casa asaltada, donde viven habitualmente otras 20 personas que también trabajan para Naciones Unidas y se ha concentrado a todo el personal en el sótano durante más de una hora por razones de seguridad. Mientras, fuera continuaba el intercambio de tiros entre la policía afgana y los asaltantes.

Según el ministerio de Interior, una hora más tarde dos proyectiles han caído en el centro de la capital sin causar heridos, uno de ellos impactando en el Hotel Serena, el único de cinco estrellas de la ciudad y conocido por ser uno de los hoteles más seguros de Kabul y por lo tanto lugar de hospedaje de personalidades de la comunidad internacional.

La Policía ha cortado todos los accesos al hotel y ha evacuado a parte de la población de las inmediaciones de este establecimiento, que sufrió un mortífero ataque en 2008. El lanzamiento de proyectiles a primera hora de la mañana en un lugar tan concurrido es algo inhabitual hasta ahora en Kabul.

Los talibanes ya han reivindicado el ataque por boca de su portavoz, Zagiulah Muyahid, que ha confimado a la agencia EFE que sus hombres entraron en la residencia equipados con chalecos cargados de explosivos. El ataque se produce a dos semanas de la celebración de la segunda vuelta de las elecciones.