Público
Público

Treinta días para preparar la huelga general

Los sindicatos ponen en marcha toda su maquinaria a un mes del 29 de septiembre 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un globo aerostático en una playa de Levante. Un autobús que recorre toda Andalucía. Una mesa en medio de un mercadillo de Murcia, Cantabria o Catalunya. Son algunas de las cientos de acciones que UGT y CCOO han llevado a cabo durante los meses de verano para llamar a la huelga general del 29 de septiembre. Queda exactamente un mes para la movilización: los sindicatos tienen ahora 30 días por delante para afrontar un arduo trabajo y preparar lo que esperan sea un éxito. A partir de esta semana, las centrales sindicales pondrán en marcha toda su maquinaria.

Cuando UGT y CCOO anunciaron el pasado 15 de junio la convocatoria de huelga general, crearon dos comisiones de organización (una por cada sindicato) y un Comité de Enlace formado por los secretarios de Acción Sindical, de Organización, y de Igualdad y Empleo de ambas centrales. Los contactos y reuniones son muy frecuentes; UGT y CCOO se coordinan estrechamente para preparar la huelga.

Esta estructura se repite a todos los niveles. 'Desde los comités de enlace se planifica y las organizaciones se reparten las labores para facilitar el trabajo. Además, se crea un clima de entendimiento que no siempre es fácil', dice el secretario de Organización de UGT, José Javier Cubillo. Las reuniones con otros sindicatos adheridos a la huelga también se producen, aunque sonmás esporádicas.

Los primeros 15 días tras la convocatoria fueron para la planificación y la estrategia. 'En julio comenzó otra fase, con el objetivo de popularizar la huelga, plantear sus motivos y concienciar', explica el secretario de Organización de CCOO, Ángel del Campo. Esta fase llevó a los secretarios generales de UGT y CCOO, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, a recorrer todas las comunidades autónomas para intervenir en asambleas en centros de trabajo y empresas. 'Ha sido un trabajo muy intenso', señala Cubillo.

Al mismo tiempo, se llevó a cabo otra labor igual de intensa, pero menos conocida: cientos de asambleas de delegados y cuadros de UGT y CCOO, en las que se ofrecía todo tipo de información y explicaciones. Una tarea clave, ya que son estos miembros de los sindicatos los que ejercen de portavoces dentro y fuera de las organizaciones a lo largo de todo el país, lo que hace que el mensaje que trasmitan tenga un efecto multiplicador.

Paralelamente, los sindicatos han puesto en marcha iniciativas a través de redes sociales como Facebook o Twitter y recogidas de firmas en apoyo a la huelga general. 'Se busca un gesto simbólico, que la gente se comprometa con la huelga', afirma el responsable de CCOO. Para ello, los representantes sindicales han recorrido playas, mercadillos y plazas de pueblos. UGT, además, ha creado una lista de 150.000 personas a las que poder enviar correos electrónicos o mensajes de móvil. En el caso de CCOO, todos sus afiliados han recibido ya una carta firmada por su secretario general explicando la huelga y animando a la participación.

Los sindicatos continuarán con estas iniciativas durante septiembre, mes en el que pondrán toda la carne en el asador. 'Ahora necesitamos intensificar la acción', apunta Cubillo. Representantes sindicales recorrerán centros de trabajo y polígonos para explicar a los trabajadores la convocatoria. Aprovecharán la hora del almuerzo, la hora de entrada o salida. 'A veces se hace mediante asambleas, otras vamos puesto por puesto hablando con los trabajadores y repartiéndoles propaganda', explica Cubillo. Cada empresa tiene además que plantear como abordará la huelga. Los miles de folletos, pegatinas, trípticos y carteles se imprimen sin cesar desde mediados de junio. 'Las imprentas están trabajando al cienpor cien', dice del Campo.

Varios actos más vistosos trazarán la recta final para el 29-S. El 9 de septiembre, miles de delegados de CCOO y UGT se darán cita en el Palacio Vistalegre de Madrid. El día 18, una concentración de jubilados, prejubilados y pensionistas se reunirá en la capital. Y el 25, los sindicatos organizarán un acto con el mundo de la universidad y de la cultura. El secretario de organización de CCOO destaca que precisamente otro de los objetivos es aglutinar al tejido social: ONG, ecologistas, universidad o movimientos vecinales.

El martes que viene, UGT y CCOO presentarán un escrito ante el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA), paso imprescindible para la convocatoria de huelga. En los tres días siguientes, el SIMA citará a sindicatos y patronal para realizar una acto de conciliación que será una mera formalidad.

A partir de entonces, UGT y CCOO presentarán la convocatoria formal de huelga y comenzarán a ultimar los detalles del 29-S: negociar los servicios mínimos, concretar manifestaciones, organizar los piquetes informativos o perfilar el eslógan de las concentraciones, que seguirá la línea del que ya pactaron las centrales y que ilustra la convocatoria de huelga. Así no. 29 de septiembre, huelga general, yo voy'.

Entre las iniciativas que han surgido para protestar contra la reforma laboral y los recortes sociales, y apoyar la huelga general se encuentra la marcha a Bruselas, en la que participan unas 50 personas que marchan desde Zaragoza hasta la capital comunitaria para participar en la jornada europea de lucha sindical el día 29 de septiembre, fecha que coincide con la huelga general en España. La marcha se dirige hoy a la ciudad francesa de Cahors y mañana emprende rumbo a Pont de Rhodes. Llegará a París el próximo 18 de septiembre, donde se reunirá con varios políticos.