Público
Público

Treinta militantes afines a Buesa abandonan UPyD

Acusan a Rosa Díez de respaldar actuaciones "arbitrarias"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La crisis en Unión, Progreso y Democracia (UPyD) se agudiza. La forma de actuar 'discrecional y autoritaria' de la dirección, según los críticos, descolgó ayer del partido de Rosa Díez a 30 militantes que, respaldados por el también dimitido Mikel Buesa, anunciaron su marcha. Entre ellos, hay ocho miembros del Consejo Político y otros cuatro de la coordinadora del partido en Madrid.

Carlos Novillo, desde ayer ex miembro de la coordinadora madrileña de UPyD, explicó que el problema surgió hace meses por la actuación 'arbitraria y sectaria' del líder del partido en Madrid, Ramón Marcos, quien fue elegido 'a dedo' por Rosa Díez.

Novillo, erigido como portavoz de los 30 militantes que renunciaron a seguir en la formación, fue el encargado de coordinar la preparación de la conferencia política del partido en Madrid, que no llegó a celebrarse. Para ello, contó con la colaboración de una treintena de expertos que investigaron y analizaron los distintos puntos del futuro documento. Pero, según denunció el ex militante, una vez que el texto estuvo preparado, Marcos 'empezó a vetar directamente a esos expertos porque, según dijo, a él le daba la gana'.

'Yo mostré mi desacuerdo y Ramón Marcos me exigió lealtad, cuando yo la única lealtad se la debo a mis principios', apuntó. Novillo presentó entonces un escrito al Consejo de Dirección, el máximo órgano de decisión del partido, pidiendo la apertura de un expediente al coordinador madrileño. Asimismo, Mikel Buesa, ex miembro de la dirección, pidió explicaciones de lo ocurrido a Rosa Díez. Novillo no obtuvo respuesta y a Buesa le mostraron el respaldo de la dirección a Ramón Marcos.

El responsable de comunicación de UPyD, Carlos Martínez Gorriarán, evitó ayer pronunciarse sobre las bajas, que se producen en el marco de una crisis 'de crecimiento', tal y como la denominó el sábado la portavoz de UPyD Rosa Díez. Durante las últimas semanas, se ha producido la dimisión de varios ex dirigentes del partido, así como la suspensión de militancia de 14 afiliados que criticaron en un blog la gestión interna de la formación.