Público
Público

Los trenes griegos y el transporte de Atenas se paralizan por un paro laboral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un día después de los graves incidentes vividos en Atenas durante una huelga general, la capital griega se vuelve a quedar sin transporte público, y todo el país sin circulación de trenes, debido a una nueva huelga de trabajadores en protesta por las dolorosas reformas del Gobierno en sus sectores.

Mientras que tras la huelga del miércoles se han reanudado los vuelos y los viajes por barco, el servicio ferroviario está afectado hoy por la cancelación de un centenar de itinerarios hacia el interior del país y al extranjero, mientras que en la capital no hay transporte público desde la medianoche de ayer.

Tampoco circula el tren de cercanía que lleva al aeropuerto internacional de Atenas, por lo que éste sólo es accesible con taxis y vehículos privados.

El paro de 24 horas convocado para hoy por los trabajadores del sector se debe a las reformas previstas por el Gobierno que incluyen recortes de sueldos, reducción de personal y otros cambios en las relaciones laborales.

Esas medidas forman parte del proyecto ley del Ejecutivo socialista para frenar el déficit en las empresas de transporte, que entre otros supone el traslado a otros servicios públicos de 1.500 funcionarios, la fusión de las cinco empresas en dos, y reducir el déficit en el sector hasta los 155 millones de euros en 2011, desde los 389 millones de este año.

Con las medidas de austeridad que ha venido implementando, el Gobierno ya ha impuesto en varios sectores modificaciones en sus contratos laborales y la reducción de ingresos, lo que ha provocado varias olas de intensas protestas.

Por otro lado, los médicos del Sistema Nacional de Salud continúan en segunda jornada con un paro de reivindicaciones laborales, manteniendo cerrados los consultorios de las cajas del seguro social.

Durante la huelga general de ayer, manifestantes encapuchados rompieron en Atenas las multitudinarias marchas de protesta y se enfrentaron durante horas a las fuerzas de seguridad, que respondieron a las pedradas y cócteles molotov con gases lacrimógenos y bombas de sonido.

Para mañana, los doctores de los hospitales públicos han anunciado una huelga de 24 horas, por lo que atenderán sólo casos de urgencia.

Además, después de la participación en la huelga del miércoles, los periodistas griegos reanudarán sus protestas el viernes y el sábado, creando un apagón informativo.