Público
Público

Tres atentados causan 24 muertos mientras el Ejército sigue la ofensiva antitalibán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pakistán sufrió hoy una nueva jornada de violencia terrorista en la que tres atentados causaron 24 muertos -entre ellos 18 miembros de la comitiva de una boda- en el noroeste del país, en el que el Ejército prosigue con su ofensiva contra el feudo talibán de Waziristán del Sur, en la frontera afgana.

En su cotidiano parte militar, el Ejército paquistaní indicó que la ofensiva en Waziristán causó dos bajas entre sus filas y 13 entre los integristas en las últimas 24 horas.

La violencia comenzó a primera hora de la mañana, cuando un suicida mató a seis personas -cuatro civiles y dos miembros de las fuerzas de seguridad- al detonar la carga explosiva que portaba contra un puesto de control de Kamra, unos 60 kilómetros al noroeste de Islamabad, informaron las Fuerzas Aéreas de Pakistán.

El ataque, que tuvo lugar en las inmediaciones del Complejo Aeronáutico militar de esta localidad, también causó heridas a quince personas.

Poco después, la explosión de un coche-bomba frente a un restaurante dejó otra quincena de heridos en un área residencial situada a las afueras de la ciudad de Peshawar, capital de la Provincia de la Frontera del Noroeste, según una fuente oficial citada por varias cadenas paquistaníes.

El suceso más violento se registró posteriormente en la región tribal de Mohmand, en la frontera con Afganistán, donde 18 miembros de una comitiva de boda -entre ellos mujeres y niños- perdieron la vida por la explosión de una mina al paso de su vehículo, informó la cadena privada "Geo TV".

En Mohmand, el Ejército había lanzado en verano de 2008 una operación contra la insurgencia talibán que se había hecho fuerte en la zona, aunque el grueso de la misma concluyó hace meses y actualmente sólo se registran ofensivas militares concretas como la que ayer se saldó con la muerte de 15 integristas, según una fuente militar citada hoy por el rotativo "The News".

Las fuerzas de seguridad paquistaníes combaten en estos momentos a los integristas en varias zonas del noroeste del país, como el valle de Swat, donde hoy mataron a tres "terroristas".

Además, el pasado sábado el Ejército lanzó una operación a gran escala en el principal feudo de los talibanes paquistaníes, la región tribal de Waziristán del Sur.

Al menos trece supuestos insurgentes y dos soldados murieron en las últimas 24 horas en esta demarcación limítrofe con Afganistán, informó hoy el mando militar en un comunicado.

En la nota, el Ejército explicó que otros siete soldados resultaron heridos en el transcurso de la operación "Camino de la Liberación" (Rah-e-Nijat), que se desarrolla en tres frentes de combate.

Los enfrentamientos más duros se registraron en el frente suroriental, donde las fuerzas de seguridad capturaron nuevas posiciones en su avance hacia la estratégica de Kotkai, localidad natal del líder de los talibanes paquistaníes, Hakimulá Mehsud.

Los combates en esta zona ocasionaron la muerte de siete insurgentes y un soldado, mientras que otros dos militares fueron heridos.

Según el parte, las tropas también consiguieron avanzar en el frente suroccidental, en el cual aseguraron algunas zonas tras matar a seis integristas de origen uzbeco y sufrir la pérdida de un miembro de las fuerzas de seguridad, al tiempo que otros cinco militares resultaron heridos.

El número de desplazados que han abandonado la conflictiva demarcación en los últimos meses es 130.000, de los que 50.000 han huido desde el pasado día 13, de acuerdo con datos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

La ofensiva de Waziristán del Sur comenzó después de que una ola de atentados en varios puntos del país acabara con la vida de casi 200 personas en sólo doce días.

Desde el comienzo de esta operación, al menos 142 insurgentes y 20 soldados han perdido la vida, según cálculos militares que carecen de comprobación independiente y no incluyen a civiles.