Público
Público

Tres detenidos por espiar desde una ONG de España a disidentes iraníes

Con los datos que obtenían de las peticiones de asilo, los detenidos comunicaban a los servicios secretos de Irán las identidades de esas personas que habían huido del país por motivos ideológicos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Policía ha detenido en Madrid y Santander a tres personas que se infiltraron en una ONG española para espiar a disidentes del régimen iraní. Los detenidos eran miembros de una red de espionaje controlada supuestamente por los servicios de inteligencia iraníes desde la sede de la embajada de Irán en Madrid.

A los arrestados se les acusa de vulnerar la confidencialidad de datos e informaciones de iraníes que solicitaban asilo en España a través de una ONG ubicada en la localidad cántabra de Torrelavega. Con los datos que obtenían de las peticiones de asilo, los detenidos comunicaban a los servicios secretos de Irán las identidades de esas personas que habían huido del país por motivos ideológicos. Según las pesquisas de la Policía, uno de los peticionarios de asilo fue detenido de forma ilegal en la embajada por uno de los espías arrestados que trabajaba en la legación diplomática.

El objetivo de esta red era monitorizar, perseguir e incluso amenazar a compatriotas residentes en España considerados disidentes del régimen teocrático iraní. Los detenidos son la asesora jurídica de la ONG, arrestada en Santander, y un intérprete y un trabajador de la embajada, detenidos en Madrid

La asesora de la ONG, de nacionalidad española, recomendaba a los solicitantes de asilo la intervención en el proceso de un intérprete en concreto. Este traductor supuestamente ponía en conocimiento de los servicios secretos iraníes operativos en la embajada en Madrid, información personal sobre las solicitudes de asilo de ciudadanos iraníes que se tramitaban a través de esta ONG.

La Policía recuerda que esta divulgación de datos vulnera la obligación de confidencialidad que por motivos de seguridad personal recoge la Ley 12/2009 de 30 de octubre reguladora del derecho de asilo y la protección subsidiaria. En el transcurso de la operación, los investigadores constataron que los disidentes solicitantes de asilo en España y sus familias en nuestro país y especialmente en el de origen eran sometidos a amenazas de todo tipo por parte de los servicios secretos iraníes.

La operación, que permanece abierta, ha sido dirigida y coordinada por el Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid y desarrollada por agentes de la Comisaría General de Información.