Público
Público

"Tres Días" plantea una visión apocalíptica del fin del mundo en clave de "thriller"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El director español Javier Gutiérrez presentó hoy en la Berlinale su ópera prima, "3 días", una cinta a medio camino entre la ciencia ficción y el "thriller", que ambienta la llegada del apocalipsis en un pequeño pueblo perdido de interior.

Con una cuidada factura técnica y unos sofisticados efectos especiales, la cinta narra las últimas horas en la vida de Ale, interpretado por Víctor Clavijo, un "chapuzas" descreído y taciturno que verá cómo, en medio de la anarquía y la alarma social, deberá defender a su familia de un ex convicto escapado de la cárcel.

La inminente llegada de un meteorito de 30 kilómetros de diámetro, que amenaza la supervivencia del planeta, sirve de punto de partida a "3 días", basada en un guión de Juan Velarde y entre cuyos productores figura Antonio Banderas.

Gutiérrez explicó a Efe que su objetivo fue relatar una suerte de "cuento oscuro para adultos", con evidentes referencias a la fantasía y la ciencia ficción pero sazonado de elementos de suspense y de película de acción.

El director sostiene que su cinta sólo comparte el trasfondo del meteorito con éxitos comerciales como "Deep Impact" (1998) o "Armageddon" (1998) ya que considera que "3 días" pone el hincapié en una "trama rural y cotidiana".

El personaje de Clavijo, cuya sólida interpretación ejerce de columna vertebral para la trama, dará un nuevo giro a su vida, insustancial hasta entonces, al proteger a sus cuatro sobrinos de un despiadado asesino, a pesar de que están condenados a morir, igualmente, en 72 horas.

"Intentará que tengan una muerte digna", explicó el actor, para quien esa historia de sacrificio y redención, que subyace por debajo de lo fantástico "eleva a la cinta por encima de otras del género".

"3 días" se enmarca en un programa de apoyo a nuevos directores andaluces, que respaldan las productoras Maestranza Films y Green Moon, de Antonio Banderas, con quien fue "muy cómodo" trabajar, según Gutiérrez.

"Dio mucha libertad y eso fue muy importante para poder proponer ideas fuera de lo común, con un amplio margen de creatividad", explicó el cineasta, cuyo corto "Brasil" obtuvo el premio a mejor cortometraje fantástico en el festival de Sitges de 2001.

Con un presupuesto de dos millones de euros y un complejo proceso de post-producción "Tres días" se rodó en pleno verano sevillano y se espera que se estrene en España en el mes de abril, tras pasar por el festival de cine de Málaga.

Gutiérrez destacó la "elaborada" dirección artística y de fotografía de la cinta, en la que quiso combinar el ambiente de película del oeste, con una casa aislada en mitad de un campo polvoriento, con la atmósfera de género de suspense y de acción, con vertiginosas persecuciones y peligros acechando entre las sombras.

El director alabó la entrega de Clavijo, así como la fuerza natural de Eduard Fernández, en el papel de psicópata, que, a su juicio, "proporcionó a su personaje la dosis justa de ambigüedad e instinto animal", que hacía falta.