Público
Público

Uno de cada tres españoles respira aire contaminado superior al límite legal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al menos uno de cada tres españoles respira aire contaminado, por encima de los límites legales establecidos para proteger la salud, y en las áreas urbanas tres cuartas partes de esa contaminación proviene del tráfico, sobre todo de los tubos de escape de los coches.

Esta es una de las principales conclusiones del informe "La calidad del aire en el Estado Español durante 2008", elaborado por Ecologistas en Acción con datos oficiales de todas las comunidades autónomas, excepto las ciudades de Ceuta y Melilla que no cuentan con una red de medición.

El informe, que evalúa la calidad del aire que respiran 46,1 millones de personas, advierte además que, si se toman los límites de contaminación recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el porcentaje de personas que respiran aire contaminado aumentaría hasta un 84 por ciento en el territorio español.

Mariano González, portavoz de la organización ecologista, ha denunciado que la última directiva de la UE supone "un retroceso" al establecer valores límites que en algunos casos "incluso duplican los recomendados por la OMS".

El estudio destaca que las partículas en suspensión (PM10), que producen afecciones al tracto respiratorio y al pulmón, son el principal contaminante en el territorio español y afectan a 12 millones (27 por ciento) y aumenta hasta 25 millones de personas (55 por ciento) si se tienen en cuenta los límites fijados por la OMS.

Aunque esta organización no quiere hacer ninguna comparación entre territorios hasta que se disponga de una metodología homogénea, la mayor parte de las comunidades presentan superaciones de los niveles fijados por la directiva europea.

En este sentido, destacan los casos de Cataluña donde todas las comarcas superan los límites de partículas en suspensión de la OMS y muchas zonas de Madrid donde casi se triplica el valor límite diario y en 13 de las 23 estaciones de la red se han producido superaciones del umbral de contaminación a partir del cual hay que avisar a la población sobre los peligros para la salud.

En el informe destacan también los valores de ciudades como Zaragoza, que supera uno de cada tres días los límites diarios establecidos o los de las islas de Mallorca -sin contar con la ciudad de Palma- y Formentera, donde las superaciones triplicaron en 2008 las recomendaciones de la OMS.

El dióxido de nitrógeno (NO2), que proviene en su mayor parte de la oxidación del monóxido de Nitrógeno (NO), cuya fuente principal son las emisiones de los automóviles, afecta principalmente a las zonas urbanas de Madrid, Barcelona, Valencia, La Coruña y Cáceres.

El ozono troposférico, un potente agente oxidante que afecta más a las personas mayores, se detecta principalmente en las ciudades de Madrid, Sevilla y Barcelona y a las zonas rurales de Andalucía, Islas Baleares, Aragón, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Euskadi, La Rioja, Extremadura y Santa Cruz de Tenerife.

Durante la presentación del informe, Francisco Segura de Ecologistas en Acción, ha subrayado que la contaminación atmosférica es "un asunto muy grave y las administraciones no están tomando las medidas adecuadas para evitar la situación".

Segura ha explicado que los niveles de contaminación son "un poco más reducidos que los de años precedentes", pero se debe sólo al efecto de una meteorología más inestable que favorece la dispersión de contaminantes y a la crisis "que ha provocado la reducción del consumo eléctrico y el menor uso de automóviles".