Publicado: 24.08.2014 12:53 |Actualizado: 24.08.2014 12:53

Tres guardias civiles mueren al tratar de rescatar en helicóptero a un montañero en León

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tres guardias civiles han fallecido este domingo al caer su helicóptero cuando iniciaba la operación de introducción del montañero herido que había solicitado asistencia en la montaña de La Polinosa, en los Picos de Europa, en León.

La principal hipótesis que se baraja como causa del accidente es que la hélice del aparato golpeó contra una pared de la montaña, ha explicado en declaraciones a los periodistas en el lugar del suceso el alférez Ángel Blanco, de la Comandancia de la Guardia Civil de León. El suceso ocurrió a las nueve de la mañana cuando el helicóptero procedía al rescate de un joven montañero que participaba en la XIII edición del Raid Picos de Europa.

Los fallecidos son el capitán Emilio Pérez Peláez, el teniente Marcos Antonio Benito Rodríguez, de 55 y 48 años, ambos pilotos de la Unidad de Helicópteros de la Guardia Civil (UHEL), y el agente José Martínez Conejo, de 49 años, miembro del Grupo de Rescate Especial de Intervención de Montaña (Greim). Todos ellos eran experimentados con entre diez y veinte años de servicio. Un cuarto guardia civil ha resultado ileso. Se trata de un sargento de 37 años, miembro también del Greim que se encontraba junto al herido al que se disponían a rescatar.

Fueron los dos miembros del Greim los que saltaron del helicóptero con la camilla, para acomodar al herido antes de evacuarlo. Sin embargo, al regresar al helicóptero para la evacuación, sólo uno de ellos había subido al aparato, antes de que una de las aspas del helicóptero tocara la pared de la montaña. Fue este cuarto agente quien dio aviso del incidente a los servicios de emergencias y confirmó el fallecimiento de sus tres compañeros. Este guardia civil ha participado  además en las labores de recuperación de los cadáveres en la zona del suceso.

Hasta el lugar se ha trasladado la autoridad judicial para el levantamiento de los cadáveres que serán llevados a una zona idónea para su evacuación. En la operación de rescate de los cadáveres han participado ocho agentes del Greim de León y Potes (Cantabria). El director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, se ha desplazado a la zona del accidente para conocer de primera mano toda la información relativa a este hecho y transmitir sus condolencias a las familias de los agentes fallecidos.

El montañero al que iban a rescatar los ocupantes del helicóptero de salvamento ha sido evacuado con una lesión en su tobillo por el Grupo de Rescate de Bomberos del servicio de emergencias del Principado de Asturias al Hospital Comarcal de Arriondas.

Catorce guardias civiles y una espeleóloga inglesa que acababa de ser rescatada han fallecido en los accidentes de helicópteros del instituto armado registrados en España desde 1982, incluidos los tres miembros del Cuerpo fallecidos hoy en la zona de Polinosa, al norte de la provincia de León.

El accidente más grave sufrido por un helicóptero de la Guardia Civil ocurrió el 17 de marzo de 2004 en un monte próximo a la localidad de Solmayor, en el municipio asturiano de San Tirso de Abres. En el siniestro perdieron la vida cuatro guardias civiles que realizaban un servicio de vigilancia de montes cuando colisionaron con un cable de alta tensión.

Con anterioridad a este, el 31 de agosto de 1982, otro helicóptero de la Guardia Civil cayó en Sotres, también en Asturias, después de rescatar a una espeleóloga inglesa del pico de Caspil, lo que ocasionó la muerte de los cuatro pasajeros.

Diez años más tarde, el 27 de noviembre de 1992, los tres guardias civiles que viajaban en un helicóptero murieron al caer el aparato en las proximidades de la localidad leonesa de Robledo de la Valdoncina, en una zona donde en ese momento había una densa niebla.

El 10 de abril de 1996 un guardia civil perdió la vida tras caer al mar el helicóptero en el que perseguía, junto con otros miembros del Cuerpo (ambos rescatados con vida), a una lancha rápida que transportaba 600 kilos de hachís en las cercanías del Cabo Trafalgar (Cádiz).