Público
Público

Uno de cada tres hombres quiere quitarse las arrugas y rejuvenecerse la cara

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Uno de cada tres hombres que acude a una clínica de medicina estética se interesa por el rejuvenecimiento facial, según una estudio que se presenta en el Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), que se celebra este fin de semana en Barcelona.

El estudio, realizado a partir de las respuestas de 600 médicos asociados a la SEME, señala que uno de cada cuatro hombres acude a un centro de medicina estética para tratar su obesidad y que el tercer motivo más frecuente es para someterse a una depilación.

De los tratamientos faciales, los más demandados son los tratamientos con toxina botulínica (botox) para eliminar arrugas, seguidos de los que sirven para eliminar manchas y de rejuvenecimiento.

En los tratamientos para prevenir y controlar el sobrepeso, más de la mitad son para eliminar la celulitis y el exceso de grasa, aunque también hay un 20 % de pacientes que busca que le asesoren sobre dieta y nutrición.

Según la Sociedad Española de Medicina Estética, el número de pacientes masculinos que acuden a una clínica de estética se ha incrementado en el último año un 20 por ciento, y ya suponen algo más del 20 % de las visitas totales.

Así, de cada diez visitas, ocho son mujeres y dos hombres, una proporción que hace pocos años era impensable, según un portavoz del congreso.

En cuanto a las edades, entre los 30 y los 35 años es cuando los hombres inician más tratamientos, aunque a partir de los 14 ya se demanda información para mejorar su estética, básicamente por problemas de acné, pero el mayor número de consultas se realizan entre los 35 y los 50 años.

Por el contrario, en 2010 los tratamientos contra la alopecia y la calvicie descendieron tras ser una constante en los últimos años.

En esta encuesta se aborda también el intrusismo profesional y, según los médicos, los centros de estética sin acreditación y homologación para tratar ciertas técnicas o determinados aparatos, son los lugares donde se está ejerciendo el mayor intrusismo.

Respecto a los tratamientos que más realizan los intrusos, el uso del láser y la fotodepilación ocupan el primer lugar, con casi un 25%, seguido del uso del botox, además de las cavitaciones (un método nuevo para eliminar la celulitis de forma localizada) y la mesoterapia (inyecciones intradérmicas).

Unos 800 médicos participan en este congreso en el que se abordarán las últimas novedades del sector y se tratan de cuestiones como la genética y la medicina estética, la nutricosmética, los avances en bioimplantes y su seguridad.

La SEME es una organización científica sin ánimo de lucro fundada en 1984, decana del sector, que cuenta con más de 600 médicos asociados en toda España, y que está oficialmente reconocida por la Unión Internacional de Sociedades de Medicina Estética (UIME).