Público
Público

Tres muertos y ocho heridos en ataque talibán contra base de Kandahar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tres personas han muerto -dos de ellas, insurgentes- y ocho resultaron heridas en el ataque talibán cometido este jueves contra una base de las tropas de la OTAN en la ciudad sureña afgana de Kandahar, informaron hoy fuentes oficiales.

El ataque comenzó a las 14.30 hora local (09.00 GMT de ayer) y fue perpetrado por un comando que se apostó en un edificio situado junto a la base Nathan Smith, desde el que disparó y lanzó granadas contra las instalaciones militares, según la misión de la OTAN.

"Un intérprete afgano ha muerto. Los heridos son un contratista civil estadounidense y dos guardas de seguridad afganos, mientras que cinco soldados de la fuerza internacional resultaron heridos leves", afirmó en un comunicado la misión internacional.

Según esa versión, las tropas de la base dispararon contra el edificio y cuando la Policía afgana penetró en la base para reducir a los integrantes del comando, estallaron dos vehículos cargados con explosivos que, sin embargo, no causaron heridos.

El jefe de la Policía zonal de Kandahar, Salim Ehsas, informó a Efe de que los agresores eran tres: "dos de ellos fueron muertos por las fuerzas policiales y uno escapó -explicó-. Lo estamos buscando".

Los talibanes habían colocado varios artefactos explosivos en el interior del edificio, y, para evitar riesgos, las tropas internacionales emplearon munición de precisión para destruirlos.

"La presencia de vehículos explosivos indica que los insurgentes tenían un plan que no pudieron ejecutar. Solo pudieron disparar contra la base desde fuera. El ataque ha sido menos que efectivo", afirmó el comandante de Nathan Smith John Kolasheski.

Los ataques de estilo fedayín, perpetrados por comandos de varios insurgentes, son habituales en Afganistán y su frecuencia ha aumentado en los últimos años al hilo del recrudecimiento del conflicto, que este mes cumplió una década.

Kandahar está considerada la capital espiritual del movimiento talibán y se halla en el sur afgano, una de las zonas, junto con el este, más conflictivas del país.

La embajada de Estados Unidos en Kabul lanzó el propio jueves un comunicado en el que afirmó que su país continuará trabajando por un Afganistán "estable, soberano, independiente y próspero", y una "región libre de Al Qaida y de los extremistas".