Publicado: 19.12.2013 15:12 |Actualizado: 19.12.2013 15:12

Uno de cada tres pensionistas ayuda a sus hijos económicamente

Las personas mayores se encuentran en severa vulnerabilidad social, según un estudio de la Cruz Roja, que destaca que en muchos casos son el principal sustento del resto de la familia.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Uno de cada tres pensionistas tiene que ayudar económicamente al resto de la familia, según el boletín de la Cruz Roja sobre la vulnerabilidad social de las personas mayores. El estudio presentado este jueves en Madrid, analiza exhaustivamente el impacto de la crisis sobre las cientos de miles de personas jubiladas que son atendidas por esta institución. La situación de precarización reflejada en dicho boletín, destaca que incluso un 4,7% de personas mayores ha tenido que acoger a un pariente en casa.

El informe de la Institución Humanitaria señala que la mitad de los pensionistas viven con menos de 600 euros al mes y se encuentran bajo el umbral de la pobreza, no pudiendo satisfacer necesidades básicas como poner la calefacción en invierno. A partir de los estudios realizados por la Cruz Roja se demuestra que las personas que se encuentran en mayor situación de pobreza son los más solidarios y son los que más se ayudan entre sí, además "los mayores son cada vez más relevantes como voluntarios" señala Antoni Bruel, Coordinador General de Cruz Roja, quién ha presentado el boletín.

Más de la mitad de los pensionistas son personas que viven solas y son dependientes, pero solamente reciben ayuda durante unas horas al día. "El problema principal es la soledad extrema en la que se encuentran, y de ellos muchos son enfermos crónicos (más de un 61%)" declara Bruel.

Las personas mayores no suelen tomar la iniciativa de pedir ayuda porque tienen una "visión utilitarista" de sí mismos y "no quieren molestar". La Cruz Roja realiza la mayoría de las llamadas, "intentamos contactar con ellos y, una vez que se relajan, ya son capaces de pedir ayuda" añade el Coordinador General. Otro de los principales problemas que dificulta la atención sanitaria es la falta de adaptación por parte de los ancianos a los nuevos métodos tecnológicos, como la atención telefónica para pedir cita previa.

Bruel expone que "de este informe se desprenden datos preocupantes", y subraya que "más de 420.000 hogares españoles viven gracias a la pensión de los abuelos". Por ello, Cruz Roja en su llamamiento Ahora + que nunca amplía su intervención de "lucha contra la pobreza a quienes están volviendo a asumir responsabilidades".