Público
Público

Trezeguet apoya a Drenthe pero afirma que las formas no son buenas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

David Trezeguet, delantero francés del Hércules, dijo hoy que la reclamación económica de su compañero Royston Drenthe es justa, si bien matizó que se pueden "intercambiar opiniones" por la decisión del holandés de ausentarse de los entrenamientos e indicó que las formas no han sido buenas.

Drenthe no participó hoy, por cuarto día consecutivo, en la sesión preparatoria que llevó a cabo el Hércules en el Real Club de Golf de Campoamor, debido a que el club le adeuda dinero -una nómina según el Hércules, cuatro o cinco, según el futbolista-.

Trezeguet no quiso entrar a valorar en profundidad la postura adoptada por Drenthe, pero sí que señaló que, en el plano deportivo, la ausencia del internacional holandés perjudica al conjunto alicantino porque es un futbolista "determinante".

"Unos se cansan antes que otros", contestó el ariete galo en referencia a la diferente actitud ante la situación económica que arrastra el club que han tomado Drenthe y el resto de la plantilla. "No es cuestión de estar a favor o en contra", agregó.

Los directivos del Hércules comunicaron el jueves a la plantilla y el cuerpo técnico que a mediados de enero se les abonará las cantidades adeudadas, un mes, que serán dos cuando concluya diciembre, y Trezeguet agradeció el esfuerzo que desde la entidad se realiza para solucionar los problemas.

No obstante, recalcó que lo importante es que "las palabras se transformen en hechos", aunque por su cabeza no pasa la idea de adoptar una postura de fuerza como la de Drenthe, para el que confía que se solucionen los problemas y se pueda reintegrar al grupo, por lo importante que "deportivamente" es para el equipo.

De hecho, aseguró que su intención es quedarse en el Hércules, si bien admitió que el club tiene mucho trabajo por hacer para mejorar como institución, desde contar con unos campos de entrenamiento en condiciones a la situación económica.

Trezeguet, además, aseguró que no se arrepiente de haber fichado por el Hércules y apuntó que, pese a los problemas, no tiene "la necesidad de cambiar o trabajar de manera negativo".

"Mi objetivo es quedarme en el Hércules. He venido con muchas ganas, ambiciones y ganas demostrar cosas en este campeonato. Tengo confianza en que el club encontrará las soluciones justas y, por eso, debe haber una confianza máxima de los jugadores al club y del club a los jugadores", concluyó.