Publicado: 02.06.2014 10:13 |Actualizado: 02.06.2014 10:13

Trias dice que la pelota está ahora en el tejado de los violentos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, ha asegurado hoy que en el conflicto de Can Vies la pelota está ahora en el tejado de los que han generado una situación de violencia.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Trias ha dicho tener claro que el Ayuntamiento está demostrando que quiere negociar la solución al conflicto creado en Can Vies.

Es por ello por lo que el consistorio ha parado el derribo del edificio y ahora son otros los que deben mover ficha: "La pelota está en el tejado de este grupito, que yo creo que no es masivo, de gente que está utilizando la acción cultural que lleva a cabo Can Vies, su acción social, intentando generar un ambiente de una violencia absolutamente intolerable en esta ciudad".

Por su parte, y en la misma emisora, el diputado de la CUP David Fernàndez ha asegurado que no quiere entrar en condenas por los disturbios relacionados con Can Vies y ha calificado este debate de hipócrita porque recuerda que también ha habido violencia institucional contra los ocupantes de Can Vies.

Según Fernàndez, hoy por hoy, el Ayuntamiento no se puede sentar en una mesa de negociación directa, por lo que la solución "se está construyendo, y pasa por rehacer Can Vies, porque Can Vies siga en el barrio de la forma que sea, y a partir de aquí por exigir, que es una cosa que dijimos desde el primer día desde las CUP, el mínimo respeto que se merecen la gente y los espacios que hacen ciudad de otra manera".

Las declaraciones de Trias llegan un día después de el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Barcelona diera por finalizado el diálogo "con los violentos" en el conflicto del centro social de Can Vies, mientras recibía las críticas de la oposición, especialmente duras, por la manera de actuar del alcalde Xavier Trias.

Los miembros del Centro Social Autogestionario Can Vies decidieron ayer por la tarde paralizar provisionalmente las obras de reconstrucción del local hasta que un equipo de arquitectos revise el edificio, y consideraron "muy provocador" el "ultimátum" lanzado ayer desde el Ayuntamiento de Barcelona. Un portavoz de Can Vies confirmó que las obras de reconstrucción de la parte derruida del edifico han quedado interrumpidas desde esta tarde, a la espera de que los arquitectos revisen a fondo el estado del edificio durante la próxima semana y determinen si es viable tratar de reconstruirlo.