Público
Público

El Tribunal Constitucional de Madagascar acepta a Andry Rajoelina como presidente

Tras dos meses de disturbios, el líder de la oposición al Gobierno de Madagascar ha conseguido alzarse en el poder

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Tribunal Constitucional de Madagascar ha aprobado hoy la designación del líder opositor, Andry Rajoelina, como 'presidente de la Autoridad Suprema de la Transición' para gobernar Madagascar, tras la renuncia ayer del mandatario del país, Marc Ravalomanana.

En una resolución firmada por el presidente del Tribunal, Jean Michel Randrianarivony, se acepta la renuncia de Ravalomanana y su traspaso del poder a una junta militar encabezada por el vicealmirante Hyppolite Ramaroson.

El dictamen acepta, asimismo, la decisión de la junta de rechazar la formación de un directorio militar, como había señalado Ravalomanana, y de traspasar el poder a Rajoelina, según señalaron ayer el vicealmirante Ramaroson y el resto de sus componentes en un acto celebrado en un acuartelamiento de los militares golpistas. También acepta un periodo transitorio de gobierno de 24 meses para Rajoelina, antes de convocar unas elecciones, como habían reclamado los golpistas.

La transferencia del poder de los militares al líder opositor se hizo bajo la supervisión del coronel golpista Andre Ndrianarijaona, que se designó a sí mismo jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas y que ha sido el principal respaldo de Rajoelina.

La resolución no hace alusión a las limitaciones establecidas por la Constitución de Madagascar, que entre otras cosas señala que para acceder a la Jefatura del Estado se han de tener 40 años cumplidos, mientras que Rajoelina tiene 34.

El documento del Tribunal Constitucional, en principio difundido por las radios locales, fue leído en una concentración de seguidores de Rajoelina en la Plaza 13 de Mayo del centro de Antananarivo, donde hace casi dos meses empezaron las protestas contra el Gobierno de Ravalomanana.

Ayer, Rajoelina se autoproclamó jefe de una 'Autoridad Suprema de la Transición' para gobernar Madagascar, tras entrar en las oficinas presidenciales del Palacio de Ambohisorohitra, en el centro de Antananarivo, ocupadas el lunes por militares golpistas .

Tras casi dos meses de presiones de la oposición, que le ha acusado de malversación de caudales públicos y de violar la Constitución, Ravalomanana dimitió y entregó el poder a la junta militar encabezada por el vicealmirante Ramaroson. Desde entonces, se desconoce el paradero de Ravalomanana, que emisoras locales señalaron ayer que estaba bajo protección de la Embajada de Estados Unidos y que podría salir exiliado del país, posiblemente a Sudáfrica, aunque no hay confirmación de estos extremos.

Pierrot Rajaonarivelo, ex primer ministro de Madagascar en el exilio, ha insistido en que es necesario que una vez que han llegado al poder, los sublevados llamen a los ciudadanos a las urnas lo antes posible, para que el cambio gubernamental no se convierta en un 'golpe de Estado'.

Rajaonarivelo vive en Paris desde que en 2002 abandonase junto al presidente Didier Ratsiraka debido a una crisis que llevó al actual destituido Ravalomanana al poder, y desde el inicio de los disturbios ha apoyado a Rajoelina para que triunfara el cambio. Sin embargo, considera que establecer un periodo de dos años para convocar elecciones es mucho tiempo.