Publicado: 07.11.2013 12:32 |Actualizado: 07.11.2013 12:32

El Tribunal de Cuentas dice que 17 partidos estaban en quiebra técnica en 2011

Los partidos acumulaban en 2012 una deuda con los bancos de más de 275 millones de euros.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Tribunal de Cuentas  alerta en su informe de fiscalización de los partidos políticos correspondiente a los ejercicios 2009 a 2011 de que 17 formaciones políticas presentaban al cierre de este último año "patrimonio neto negativo", lo que se conoce como quiebra técnica.

El mayor saldo patrimonial negativo al cierre de ese año lo tenía Unió Democrática de Cataluña (UDC) con 11,2 millones de euros, seguida de la coalición en la que está integrada -CiU- con un patrimonio neto negativo de 10,1 millones y de Izquierda Unida con 8,5 millones.

Además de estas tres formaciones presentaban quiebra técnica en 2011 el BNG (3,4 millones) Izquierda Unida de Andalucía (3,2 millones); ICV (3,1 millones); Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid (1,8 millones); el Bloc Nacionalista Valenciá (1,1), Chunta Aragonesista con 614.000 euros; UPyD con 581.000; Partido Aragonés con 545.000 euros; y en duodécimo lugar Amaiur con 439.000 euros. Completan la lista en este orden, Esquerra Unida del País Valenciá (304.000), Esquerra Unida i Alternativa (154.000), Geroa Bai (135.000), Coalición Canaria (109.000) y Esquerra Unida de las Islas Baleares (casi 60.000).

Estas formaciones, dice el informe "deberán ajustar sus actividades económicas" para alcanzar el "necesario reequilibrio patrimonial" ya que la mayor parte de sus ingresos son públicos.

El Tribunal de Cuentas también detalla en su informe la financiación pública que reciben los partidos políticos y que ascendió a 287,1 millones en 2009, 247 millones en 2010 y 316 millones en 2011, año electoral con citas autonómicas, locales y generales. Los grupos institucionales vinculados a partidos políticos percibieron subvenciones institucionales por valor de 145 millones en 2009, 141,3 millones en 2010 y 143,4 millones en 2011.

En la financiación pública también se incluyen las subvenciones para el funcionamiento ordinario de los partidos y las que se otorgan para gastos de seguridad. En 2009 y 2010 éstas ascendieron a 4,1 millones cada año, mientras que en 2011 el Estado subvencionó a los partidos con un total de 4,2 millones de euros.

La deuda de los partidos políticos con las entidades financieras al cierre del ejercicio 2011 alcanzaba la cifra de 275,3 millones de euros, siendo el PP el que más debía, con casi 78 millones de euros, seguido del PSOE, con algo más de 70 millones. Su socio catalán, el PSC, sumaba créditos por valor de casi 13 millones.

En concreto, al término de 2009 los partidos adeudaban a los bancos 237 millones de euros, cifra que bajó hasta los 218,4 millones a finales de 2010 llegando hasta los  275,3 millones con la llegada de 2012. De dicho saldos, según precisa el órgano fiscalizador, 145,4 millones, 153, 1 millones y 129,9 millones corresponden a deudas con garantía hipotecaria en cada uno de los respectivos ejercicios.