Público
Público

El Tribunal de Quiebras de Nueva York da vía libre a la nueva General Motors

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El juez estadounidense Robert Gerber ha autorizado la venta de la práctica totalidad de los activos de General Motors a la "Nueva GM", fundada por el Departamento del Tesoro, lo que sella la transformación del principal fabricante de automóviles de Estados Unidos.

En un comunicado emitido hoy, la compañía automovilística anunció que, tras este visto bueno del Tribunal de Quiebras de Nueva York, la "Nueva GM" cambiará su denominación a General Motors Company y "continuará operando bajo el paraguas de la histórica GM y del resto de sus marcas".

El plan aprobado por el Tribunal de Quiebras implica la compra a la antigua firma automotriz de sus activos más rentables con dinero concedido por las autoridades estadounidenses y canadienses, mientras que los no rentables se liquidarán.

En virtud de la operación, se espera que la nueva empresa cuente con una estructura competitiva de costes de operaciones, así como un bajo nivel de endeudamiento y una balance más fuerte, lo que le permitirá en un futuro "reinvertir en las áreas clave de tecnología y desarrollo de productos".

La nueva empresa, que mantendrá la sede en Detroit y será dirigida por Fritz Henderson en calidad de presidente y consejero delegado, estará participada mayoritariamente por el Departamento del Tesoro de EEUU, con el 60,8% del capital.

El sindicato United Auto Workers se hará con el 17,5% del capital, en tanto que las autoridades canadienses obtendrán finalmente el 11,7% del capital y los acreedores de la antigua General Motors, el 10%.